La plantilla del Bella Vista uruguayo viajó hoy hacia Santiago donde mañana se enfrentará con la Universidad Católica en partido de vuelta de la primera fase de la Copa Sudamericana pero antes de partir ensayó penaltis pensando en la necesidad de los mismos para definir la clasificación.

El partido de ida, disputado en Montevideo, finalizó con empate a un gol.

El Bella Vista es un equipo menor que hace dos temporadas jugaba en la Segunda División pero logró el ascenso y en la última se destacó hasta ganar un boleto internacional.

El entrenador del Bella Vista, Pablo Alonso, en principio piensa alinear mañana en Santiago el mismo once que comenzó en el partido de ida.

El equipo charrúa necesita al menos marcar un gol porque, en caso de empate a cero, el clasificado será la Universidad Católica por su gol a domicilio.

El Torneo Apertura uruguayo se inició el pasado fin de semana pero el Bella Vista no debutó debido a que su partido frente al Peñarol fue aplazado para el 25 de agosto.

Alonso insistió en los últimos días en la búsqueda de mayor ritmo para su equipo debido a que el único partido oficial disputado hasta ahora en el inicio de la temporada fue el debut en la Copa Sudamericana.

La más probable alineación del Bella Vista será con: Nicolás Gentilio; Ricardo Asqueta, Damián Santín, Carlos Gutiérrez, Marcelo Martusciello; Gastón Otreras, Agustín Viana, Ignacio Nicolini, Jonathan Pérez; Andrés Rodríguez y José Varela.

Suplentes: Sebastián Britos, Esteban Maga, Federico Pérez, Daniel Martínez, Leandro Silva, Gerardo Gasañol, Gonzalo Freitas y Jesús Belase.

En caso de que el partido finalice con empate a uno, la eliminatoria se definirá en tanda de penaltis y, por ello, en el último entrenamiento previo al viaje a Santiago, la plantilla ensayó esos remates bajo la atenta mirada de Alonso.