Un tornado acompañado de lluvias causó daños totales y parciales en unas 60 viviendas en dos comunidades del departamento occidental de La Paz, limítrofe con El Salvador, informaron hoy fuentes oficiales hondureñas.

El ministro director de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, dijo a los periodistas que el fenómeno se registró ayer hacia las 17.30 hora local (23.30 GMT) y dejó al menos cuatro casas destruidas totalmente, 26 con daños severos y 24 en menor grado en dos barrios de Tutule y la aldea La Huerta.

Agregó que no se registran daños a personas y que en La Huerta también sufrieron destrozos un centro de educación preescolar y el templo católico.

Pobladores de la aldea el Ocotal, municipio de Marcala, también en La Paz, informaron a medios locales de la destrucción de al menos otras cuatro viviendas.

El Cuerpo de Bomberos, por su parte, registró, además, la caída de 112 árboles y dos postes del tendido eléctrico que dejaron sin energía a las comunidades afectadas, dijo a los periodistas el portavoz de la institución en Tegucigalpa, Oscar Triminio.

Autoridades locales también registran daños en cultivos agrícolas y tendidos de cables del sistema telefónico, entre otros.

Rosales indicó que en Tutule se restableció hoy el sistema de electricidad y que se espera lo mismo en La Huerta.

La Copeco coordina desde anoche actividades con las autoridades de Tutule y La Huerta para atender a las personas afectadas por el fenómeno, que suman unas 240, según los Bomberos.

Además, se han enviado raciones de alimentos preparados y colchonetas, lo mismo que otro tipo de ayuda logística para que los pobladores que sufrieron daños en sus viviendas puedan comenzar a repararlas o reconstruirlas, acotó el titular de la Copeco.