Serena Williams dio el domingo un gran paso en su preparación para el Abierto de Estados Unidos al vencer a la australiana Samantha Stosur 6-4, 6-2 para llevarse el torneo de la WTA en Toronto.

Este fue el cuarto torneo para Williams luego que estuvo 49 semanas sin jugar por lesiones y enfermedad. Un problema en un pie y coágulos de sangre en los pulmones dejaron a la estadounidense de 29 años sin jugar desde que ganó Wimbledon el año pasado.

Ahora Williams lleva dos títulos seguidos, tras ganar el de Stanford el 31 de julio.

"Tras estar mal en la manera en que lo estuve, regresar estuvo bien", dijo Williams. "Hace ocho meses si había un solo torneo que quería ganar, era Toronto. Por alguna razón, quería ganar este evento, así que verlo hecho realidad es muy bueno".

La estadounidense, sin preclasificación, le quebró el servicio a la 10ma favorita Stosur para ponerse 5-4 arriba en el primer set.

En el segundo, le quebró el saque dos veces más para terminar el partido en una hora y 17 minutos. Definió el encuentro de forma enfática con su noveno ace de la tarde.

La estadounidense, que supo ser la número uno del mundo y ganó 13 grand slams, está en el puesto 80 del escalafón mundial. Se espera que la semana próxima llegue al escalón 31.

Cuando le preguntaron si en algún momento de su larga convalescencia dudó sobre su regreso al tenis, Williams contestó: "Nunca, ni una vez. No".