La Armada de Paraguay proseguía hoy con las tareas de búsqueda de cuatro desaparecidos en la víspera tras el choque de una barcaza paraguaya y un buque argentino que transporta combustible y que permanece en llamas en el río Paraguay.

Esas tareas se llevan a cabo con el apoyo de la Prefectura Naval Argentina en las aguas del Paraguay, a 40 kilómetros del puerto de Villeta, al sur de Asunción, donde estos organismos dispusieron prohibir el tráfico fluvial ante el riesgo de una explosión del buque siniestrado, informaron medios de prensa asuncenos.

Las fuentes detallaron que la operación de búsqueda se ha topado con varios inconvenientes como el peligro que representa el incendio en la embarcación extranjera, "Polaris 2", que transportaba 2.600 toneladas de combustible.

Explicaron que tras la colisión, en la tarde del viernes, desaparecieron dos tripulantes del buque argentino e igual número de un bote paraguayo que navegaba por el lugar en el momento del choque y que no ha sido encontrado hasta el momento.

Otros doce miembros del "Polaris 2" lograron ponerse a salvo, al igual que los tripulantes de la barcaza paraguaya, "Cavallier VII", que contiene 27.000 toneladas de mineral de hierro y harina de soja.

El accidente ocurrió en Guyratí, en el lugar conocido como Surubi'í, a done han acudido patrulleras de la Armada paraguaya y un helicóptero, así como un equipo de rescate de los bomberos Voluntarios.