Manchester United inició el domingo la defensa de su título con una victoria ajustada sobre West Bromwich Albion por 2-1, mientras que el debut del portugués Andre Villas-Boas a cargo de Chelsea no pudo pasar de un empate 0-0 con el local Stoke.

Wayne Rooney abrió el marcador para Man United pero Shane Long empató en la primera etapa.

Faltando nueve minutos para el final del partido, el defensor Steven Reid, de West Brom, metió la pelota en su propio arco al desviar un centro rasante de Ashley Young.

Manchester, el equipo más veces campeón de la primera división inglesa, busca su vigésimo título.

El gol de West Brom volvió a despertar dudas sobre el nuevo arquero del United, el español David de Gea, de 20 años, que dejó que un tiro esquinado y raso de Long le pasara por abajo poco antes del descanso.

"Fue un leve problema de concentración, pero bienvenido al fútbol inglés", dijo el entrenador Alex Ferguson. "El salió a buscarla en el segundo tiempo y me pareció que el árbitro debió protegerlo más, pero fue una buena experiencia para él. Es un proceso de aprendizaje".

Manchester perdió por lesión a tres defensores en estos días. Los centrales titulares Nemanja Vidic y Rio Ferdinand salieron reemplazados durante el partido y el lateral brasileño Rafael se dislocó un hombro en una práctica previa.

Ferdinand no jugará por seis semanas con una lesión en la cara posterior de un muslo, dijo Ferguson. Rafael estará inactivo diez semanas, mientras que la lesión de pantorrilla de Vidic lo dejará sin jugar unos 15 días.

Para Villas-Boas, fue frustrante el empate sin goles en Stoke, cuyo arquero Asmir Begovic salvó remates peligrosos de John Obi Mikel y Nicolas Anelka. Chelsea pidió varios penales, sin suerte.

"No puedo estar complacido con un punto, pero es uno de los estadios más difíciles para visitar", dijo Villas-Boas. "Para nuestro intento de ganar el título, diría que un punto en Stoke no está mal. Claro que no es el mejor comienzo en la liga Premier".

El lunes, el Manchester City, que incorporó al argentino Sergio "Kun" Agüero y retiene por ahora a su compatriota Carlos Tevez, recibe al recién ascendido club galés Swansea.