El ex técnico de la selección española José Antonio Camacho firmó el domingo un contrato por tres años para dirigir a China, que busca clasificarse para la Copa Mundial del 2014 en Brasil.

Camacho, de 56 años, sucede al futbolista internacional Gao Hongbo con el objeto de mejorar la posición china en el deporte más popular del mundo. China sólo se ha clasificado una vez para un mundial, en el 2002, y ocupa el puesto 73 en el escalafón mundial de la FIFA, entre Malaui y Zambia.

La Asociación China de Fútbol anunció en una conferencia de prensa que el español firmó un contrato por tres años después de haberse tomado seis meses de descanso de su actividad.

"Tengo un plan de dos etapas para mi equipo", afirmó. "Primero, clasificarnos para la Copa Mundial del 2014 en Brasil. No será fácil, pero mi equipo y yo trabajaremos con este objetivo. Segundo, creo que la mejora del fútbol chino depende de su popularidad en el país. Espero ver a mas chicos jugando en la escuela o en la calle. Espero ver más gente jugando este deporte en China para que el fútbol chino tenga esperanzas".

La asociación había anticipado que Gao sería sustituido aun antes de dirigir el equipo en la segunda rueda de clasificación mundialista contra Laos el mes pasado. China ganó ese partido y avanzó a la tercera etapa de grupos, donde enfrentará a Singapur, Jordania e Irak a partir del mes próximo.

La agencia noticiosa estatal Xinhua dijo que Camacho deberá reunirse con los jugadores por primera vez en la ciudad de Kunming el 22 de agosto, once días antes del primer encuentro con Singapur.

El alemán Klaus Schlappner fue el primer extranjero que dirigió la selección china en 1992. Después lo hicieron el inglés Bobby Houghton, el serbio Bora Milutinovic, el holandés Arie Haan y el serbio Vladimir Petrovic.

Camacho jugó más de 80 partidos con la selección española, incluso dos copas mundiales. También dirigió la selección durante cuatro años, con la que avanzó a cuartos de final de la copa mundial del 2002.

Fue técnico de los clubes españoles Rayo Vallecano, Espanyol, Sevilla y Osasuna, además del Benfica portugués dos veces. Pero en el 2004 tuvo un paso fugaz en el Real Madrid del que fue despedido después de unos pocos partidos. También fue despedido por el Osasuna en febrero después que el club español cayó a la zona del descenso.