Los rebeldes libios intentan bloquear dos rutas cruciales de suministro a la capital Trípoli tras capturar más poblados en el occidente del país, indicaron fuentes de la insurgencia.

Los combatientes también enfrentaron a las fuerzas gubernamentales por el control de la estratégica ciudad de Zawiya, que se encuentra a sólo 48 kilómetros (30 millas) de la capital, bastión del líder Moamar Gadafi.

Los avances insurgentes durante los últimos días desde las montañas occidentales cercanas a Túnez hasta Zawiya en la costa del Mediterráneo y otros poblados cercanos representan los logros más significativos tras meses de estancamiento en la guerra civil. Los líderes rebeldes dijeron que esperan tomar Trípoli antes de que concluya este mes, una meta ambiciosa.

El coronel Jumma Ibrahim, portavoz insurgente en las montañas del oeste, dijo que sus milicianos están más cerca de lograr bloquear importantes rutas de suministro a Trípoli desde el sur y el occidente. Esos caminos son cruciales para transportar por tierra alimentos, combustible y armas hasta la capital.

"Esto significa que estamos asfixiando a Gadafi", afirmó. "Sólo tiene el mar" para abastecerse.

Indicó que las fuerzas rebeldes capturaron el poblado de Gharyan, 80 kilómetros (50 millas) al sur de Trípoli, que dijo controla la carretera de suministro desde el sur de Libia a la capital.

Omar Obeid, comandante en el terreno para el área de Sabratha, 32 kilómetros (20 millas) al oeste de Zawiya en la costa, señaló que los insurgentes han tomado posiciones en casas a lo largo de una importante ruta de suministro allí que permite el traslado desde el cruce de Ras Ajdir en la frontera con Túnez hasta Trípoli. La misma carretera pasa a través de Zawiya, donde los rebeldes también podrían bloquearla si logran tomar la ciudad.

Como la Organización del Tratado del Atlántico Norte impuso una zona de restricción de vuelos sobre Libia desde hace meses y ha bombardeado blancos del régimen, la carretera costera se ha convertido en una línea vital de comunicación entre la capital y el mundo exterior.

Los insurgentes dijeron que también tomaron el poblado de Surman, cerca de Sabratha hacia el sureste.

Después de que los rebeldes ingresaron a Zawiya el sábado, las fuerzas del régimen resistieron firmemente el domingo mientras los milicianos intentaban entrar más adentro en la ciudad de 200.000 habitantes.

Francotiradores leales a Gadafi dispararon contra los rebeldes desde un paso elevado. Estruendos de bombas retumbaban de manera esporádica en Zawiya y una columna de humo negro se elevó sobre las afueras de la ciudad.

Decenas de civiles llenaron autos con sus pertenencias y huyeron. En un vehículo, cuatro mujeres lloraban desesperadamente mientras el hombre que las conducía gritó: "Hay muertos en nuestro vecindario".

___

El fotógrafo de The Associated Press Darío López Mills contribuyó a este despacho desde Trípoli; los corresponsales Hadil Al-Shalchi y Maggie Michael contribuyeron desde El Cairo.