Una marcha de mujeres y hombres llegó hasta frente a la catedral en esta capital mientras se oficiaba la misa dominical y rechazaron recientes declaraciones de obispos católicos sobre la forma en que deberían vestir las mujeres y su rol en la sociedad.

Consignas como "Esta iglesia promueve la agresión a la mujer"; "Yo me visto como me da la gana", y "¡Estado laico ya!", acompañaron la protesta.

"Tomamos las calles en reacción a las palabras del obispo (Francisco) Ulloa donde nos pide recato... porque según la iglesia por eso se nos viola, se nos toca a diario y hasta se nos mata", afirmó la vocera del evento Viviana Rovira.

Agregó que lo que se debe hacer es enseñarle a los varones a no violar, agredir y abusar, en vez de culpar a las mujeres por las agresiones.

El obispo Ulloa recientemente llamó a las mujeres a vestir "con recato y pudor" para evitar convertirse "en un objeto", en tanto el cardenal mexicano Francisco Robles, de visita en Costa Rica, pidió a las mujeres "no imitar a los hombres".

Ambos prelados formularon sus declaraciones en las celebraciones a la Virgen de los Angeles, la fiesta religiosa del catolicismo más importante del año.

La manifestación el domingo se realizó en calma salvo cuando un hombre en edad avanzada intentó golpear con su bastón a una de las mujeres mientras gritaba que respetaran a la iglesia.