El presidente Hugo Chávez regresó a Venezuela el domingo después de recibir la segunda ronda de quimioterapia contra el cáncer en La Habana y de festejar el 85to cumpleaños del ex gobernante cubano Fidel Castro.

"Volví , volví, volví. Ando feliz, ando en un tiempo feliz porque estoy en mi propio retorno, he conseguido mi nuevo centro de gravedad... y está comenzando para mí una nueva etapa de mi vida", dijo Chávez vestido con uniforme militar.

En un video transmitido por la televisión oficial se vio al mandatario bajar sin dificultad la escalera del avión presidencial, sonreído y de la mano de su hija Rosa.

Su cabeza, que se ha hecho rapar por el tratamiento, estaba a medio cubrir por la boina roja del uniforme.

Más tarde, en una llamada a la televisión oficial dijo que no estaban seguros de si necesitaría una tercera ronda de quimioterapia. Además detalló que había salido "muy bien" en exámenes el sábado por la mañana y que la segunda ronda de tratamiento había tenido menor impacto en su cuerpo que la primera.

Dijo que esta vez no había tenido ardor al orinar, a diferencia de la primera ocasión, y añadió que no había tenido náuseas ni perdido el apetito.

Aún así informó que necesitaba cuidarse "al extremo" durante los próximos días por la caída de las defensas y el agotamiento que produce la quimioterapia.

En este momento yo tengo el impacto de la 'bomba', de la química", dijo Chávez.

"Yo no debo tener contacto físico con mucha gente en estos días", refirió y comentó que no se recuperará por completo hasta que no culminen los ciclos de quimioterapia.

También apuntó que aún no se ha evaluado si luego necesitaría además radioterapia.

Chávez bromeó al comentar que había terminado de perder todo el cabello, e indicó que saldrá de su estado de "presidente convaleciente" para postularse a la reelección en el 2012.

El mandatario felicitó al Ejército por su aniversario la semana pasada y atacó a sus adversarios, diciendo que preparan un golpe de Estado para el 2012, cuando los derrote en la elección presidencial.

"Están preparando el escenario para tratar de producir una intervención internacional en Venezuela", dijo.

El canciller Nicolás Maduro, entrevistado por la televisión oficial, dijo que Chávez regresaba "con un gran optimismo porque realmente todo el proceso de tratamiento marcha en el mejor escenario, viento en popa".

Agregó que Chávez cuenta "con gran ánimo, con gran fuerza" y que está muy enterado de lo que sucede en el país. El canciller y otros ministros recibieron al presidente en el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, poco después de la medianoche.

El mandatario, de 57 años, llevaba una semana en la capital cubana, donde se sometió a una segunda etapa de un tratamiento de quimioterapia.

El llegar al país bromeó, cantó una estrofa y mostró un cuadro que estuvo pintando en Cuba entre el martes y el sábado para regalarlo a Castro. "No pude terminarlo", dijo y contó que se lo regaló al que considera su padre político, pero que trajo para culminarlo. Además, bromeó con la comitiva en la que también estaba el vicepresidente, Elías Jaua.

Según explicaron, el gabinete económico se reunió con el presidente en la madrugada

El 20 de junio, Chávez se sometió a una operación en Cuba para extraerle un tumor. A la fecha no se ha revelado dónde estaba ubicado el tumor, sólo se ha dicho que estaba en la zona pélvica. Chávez recibió en julio en la isla la primera ronda de quimioterapia.

"¡Aquí con Fidel, celebrando su 85 aniversario! ¡Viva Fidel!", dijo el presidente venezolano en su cuenta de twitter @chavezcandanga.

La información del rotativo cubano precisó que "antes de su partida hacia Caracas, Chávez compartió junto a Raúl con el compañero Fidel" quien cumplió 85 años el sábado 13 de agosto.

El mandatario venezolano ha dicho en varias oportunidades que superará el cáncer y buscará otro período de seis años en las elecciones del 2012.

--

La periodista Anne-Marie García de AP LA Habana contribuyó a esta información.