REDACCIÓN EE.UU.- El abridor cubano Liván Hernández lanzó poco más de seis episodios y ayudó su labor en la lomita remolcando dos carreras para llevar a los Nacionales de Washington a un triunfo por 4-2 sobre los Filis de Filadelfia, que vieron rota su racha de tres victorias consecutivas.

Los Nacionales evitaron la tercera derrota consecutiva para permanecer en el penúltimo lugar de la División Este de la Liga Americana.

Mientras que los Filis, líderes en la misma división, no pudieron sumar su cuarto triunfo seguido.

Hernández (7-11) trabajó seis entradas y dos tercios, permitió cuatro imparables, una carrera, dio una base y retiró a tres por la vía del ponche para apuntarse su septimo triunfo en los últimos 10 juegos.

El lanzador cubano realizó 89 envíos, 51 de ellos fueron perfectos para dejar en 4,21 su promedio de efectividad, despues de poner bajo control a 24 bateadores enemigos.

Con el bate remolcó dos anotaciones para ser el tolete más productivo, y llegó a siete impulsadas en lo que va de campaña.

El derrotado fue el abridor Cole Hamels (13-7), en cinco episodios, permitió seis imparables, tres carreras, dio cuatro bases y ponchó a cinco.