Aung San Suu Kyi, líder del movimiento democrático de Mianmar, iniciará el domingo su primera gira para reunirse con sus simpatizantes tras su liberación luego de siete años de arresto domiciliario.

El viaje de un día pondrá a prueba los límites de su libertad y sigue en pie a pesar de que el gobierno había advertido que su viaje podría generar disturbios.

La última vez que Suu Kyi viajó al interior del país en 2003, los simpatizantes de la junta militar que gobernaba al país tendieron una emboscada a su caravana. Suu Kyi logró escapar pero fue detenida y puesta bajo arresto domiciliario. Finalmente fue liberada en noviembre pasado.

El vocero de Suu Kyi, Nyan Win, afirmó que la ganadora del Premio Nobel de la Paz viajará unos 80 kilómetros (50 millas) al norte de la ciudad de Yangón hacia las localidades de Bago y Thanatpin. Allí se reunirá con integrantes de su partido e inaugurará dos bibliotecas.