Varias cañoneras sirias dispararon el domingo sus ametralladoras de gran calibre contra distritos pobres de Latakia, donde causaron al menos 19 muertos en el ataque más reciente de la ofensiva contra esta ciudad costera mediterránea, dijeron activistas.

Mientras las cañoneras abrían fuego contra los distritos ubicados frente al mar, numerosos soldados, con apoyo de tanques y agentes de seguridad, ingresaban en diversos vecindarios.

El tableteo fuerte de las ametralladoras y el estruendo de explosiones se escuchaba en toda la ciudad.

"Nos atacan por tierra y mar", dijo un residente del distrito al-Ramel, en el cual se encuentra un campamento de refugiados palestinos. "Los disparos son intensos, muchas casas han sido destruidas y los 'shabija' (rufianes) han irrumpido en comercios y otros establecimientos".

Dijo que al menos tres cañoneras participaban en la ofensiva y mucha gente murió o fue herida. El residente solicitó el anonimato por temor a represalias.

"No podemos salir. Están haciendo redadas y allanamientos", afirmó el residente, quien citó versiones según las cuales unas 100 personas fueron detenidas.

Latakia, una ciudad portuaria importante otra destino turístico, es blanco de la campaña brutal de represión del gobierno contra diversas localidades dentro de los intentos de las autoridades por erradicar a manifestantes que exigen la salida del poder del presidente Bashar Assad.

La ciudad tiene habitantes de distinta afinidad sectaria que podría tener consecuencias explosivas.

Los suníes, que son mayoría en Siria, residen en el centro urbano de Latakia, en tanto que personas de la secta alawita minoritaria, una derivación del islam chií y a la que pertenece Assad, viven con minorías pequeñas de cristianos, turcos y otros grupos en las afueras de la localidad.

___

Zeina Karam tiene su cuenta de twitter en: http://twitter.com/zkaram