Los magistrados del Poder Judicial peruano están "llenos de gozo" tras conocer que el Tribunal Constitucional ratificó la sentencia a 25 años de cárcel dictada contra el ex presidente Alberto Fujimori, afirmó hoy el presidente de ese poder del Estado, César San Martín.

"(La decisión) nos llena de gozo, porque da cuenta que estamos cumpliendo una función destacable, sin agraviar los derechos de nadie", afirmó hoy San Martín en declaraciones citadas por la agencia oficial Andina.

San Martín presidió el tribunal que condenó a Fujimori en abril de 2009 por dos masacres cometidas por el grupo militar encubierto Colina, en 1991 y 1992, y por el secuestro de un empresario y un periodista tras el "autogolpe" de Estado que dio en 1992.

El Tribunal Constitucional (TC) de Perú rechazó ayer un pedido de Fujimori para que se permita la revisión, en segunda instancia, de la condena y consideró que la Corte Suprema "no vulneró su derecho a la pluralidad de la instancia", al negarle ese pedido.

La defensa de Fujimori, encabezada por su abogado, César Nakasaki, presentó la demanda luego de que se rechazara el pedido de recusación que presentó contra los jueces supremos que confirmaron, en segunda instancia, la sentencia condenatoria.

San Martín dijo hoy, al respecto, que los jueces se sienten "consolidados" por la decisión del TC y que esa medida los anima a seguir trabajando "con absoluta imparcialidad e idoneidad profesional".

"Nos sentimos consolidados porque hemos actuado, así lo creemos, con absoluta integridad, pero es claro que el juicio final es de la historia y para eso el tiempo tiene que pasar y las pasiones tienen que aquietarse", remarcó.

San Martín declinó ofrecer "mayores puntualizaciones" sobre la decisión del TC, pero destacó las referencias que hizo eso organismo a las conductas funcionales y la lógica de los argumentos de los jueces.

La condena a Fujimori ha sido ratificada en todas las instancias por la justicia peruana, pero Nakasaki ha señalado en anteriores ocasiones que planea presentar otros recursos ante el TC para intentar que se ordene la revisión.