El Programa Mundial de Alimentos está expandiendo sus esfuerzos por distribuir comida en una Somalia devastada por la hambruna, informó el sábado uno de sus funcionarios.

Las Naciones Unidas calculan que apenas un 20% de la población necesitada puede recibir ayuda debido a que el grupo al-Shabab, vinculado con al-Qaida, controla grandes extensiones del país.

Los milicianos de al-Shabab se retiraron la semana pasada de la mayoría de las áreas de la capital, medida que mejorará significativamente los esfuerzos por llevar ayuda a la ciudad, dijo Stanlake Samkange, director regional del PMA en Africa oriental y central.

La presencia de los milicianos en Mogadiscio había complicado los esfuerzos de los grupos internacionales de ayuda para alimentar a decenas de miles de personas que necesitan ayuda en la capital.

"Estamos expandiendo nuestras actividades en Mogadiscio y buscamos expandirlas en gran medida en los próximos días y semanas a medida que lo permita la situación de seguridad en el país", agregó Samkange.

El sábado, la subsecretaria general para asuntos humanitarios de la ONU, Valerie Amos, visitó la capital somalí, donde inspeccionó un hospital y se reunió con personas que habían sobrevivido largos trayectos hasta Mogadiscio para escapar a la hambruna. Amos dijo que no podía imaginar siquiera la situación de los padres y madres somalíes que tratan de salvar a sus niños demacrados.

"Es completamente angustioso", afirmó. "Realmente tenemos que hacer lo que podamos. Sé que la cuestión de seguridad es complicada, pero tenemos que hacer todo lo posible para ayudar a gente desesperada".

Al-Shabab había librado una guerra contra un débil gobierno somalí respaldado por la ONU. El grupo prohibía a las agencias de ayuda, incluso el PMA, operar en sus territorios. Los milicianos controlan la mayor parte del centro y sur de Somalia, y han matado a la gente que trata de huir de la hambruna.

La ayuda llega solamente a un 20% de los 2.600.000 somalíes que la necesitan, dijo Mark Bowden, principal funcionario del programa humanitario de la ONU para Somalia, en una visita a Mogadiscio la semana pasada.

Pero Samkange dijo que el PMA estaba progresando en sus esfuerzos por distribuir alimentos en otras áreas en el sur de Somalia, en lugares a los que no podía llegar hace apenas un mes.