El presidente de Perú, Ollanta Humala, defendió hoy la libertad de expresión de su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, y consideró que las declaraciones de éste sobre la prensa peruana no son una "intromisión" en los asuntos internos del país.

En declaraciones a los periodistas durante un viaje de trabajo a la ciudad sureña de Pisco, Humala dijo que "cada ciudadano tiene la libertad de expresarse y decir su opinión sobre determinados periódicos".

Humala agregó que la opinión de Correa, que en el marco del discurso a la nación que dio el pasado miércoles también se refirió a la prensa de los dos países, "no es una intromisión" en los asuntos internos peruanos.

Según medios locales, Correa criticó en ese discurso a la prensa peruana, aunque también comentó que Humala le dijo "que la prensa ya no pone ni quita presidentes".

El pasado 28 de julio el diario Correo de Lima colocó en su portada, sobre un fondo negro, la palabra "Repudio" dedicada al mandatario ecuatoriano, quien visitaba Perú para asistir a la toma de mando de Humala, como reacción sobre la demanda planteada y ganada por Correa contra los directivos del diario El Universo de Guayaquil por presuntas "injurias calumniosas".

Un juez dio la razón a Correa y condenó a tres años de cárcel al periodista y a los directivos del diario, así como a pagar una indemnización de 40 millones de dólares al mandatario.

El rotativo peruano calificó al mandatario ecuatoriano de "aprendiz de dictador que acosó a la libertad de expresión" por haber demandado a un diario ecuatoriano.

Después de conocer la portada de Correo, Correa le dedicó al matutino el siguiente verso: "si un can me muerde con furia, lo siento, más no me inmuto; porque él, como todo bruto, lastima, pero no injuria".

Humala opinó hoy que Correa "fue recibido de una manera determinada por un periódico y él ha respondido".

"Así como respetamos la libertad del medio de comunicación de poner el titular que quiera, los ciudadanos también pueden opinar", enfatizó.

Por otra parte, Humala dijo que sus ministros "pueden hablar de todo lo que ellos crean conveniente", al rechazar que se les haya impuesto "algún tipo de censura" con una directiva del primer ministro, Salomón Lerner, quien pide que le informen de todas las declaraciones que hagan a los periodistas.

El gobernante también afirmó que el deseo de salir en libertad que ha manifestado su hermano Antauro Humala, sentenciado a 25 años de cárcel por haber liderado una rebelión en 2005, "no es un tema de la agenda de gobierno".

Antauro ha declarado a diferentes medios locales que su liberación es cuestión "de días o semanas" y que se considera un "precursor" del actual gobierno por haber pedido la restitución de la Constitución de 1979, por cuyo "espíritu" juró su hermano al asumir la presidencia de la República.