El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció hoy formalmente su candidatura por el Partido Republicano para las elecciones presidenciales de 2012, poniendo fin así a varios meses de especulaciones.

Perry, del sector conservador republicano, hizo el anuncio durante un encuentro político en Charleston (Carolina del Sur), tal y como habían adelantado esta semana miembros de su campaña.

El gobernador intervino horas antes de que se cierren las urnas de una consulta informal conocida como "straw poll" en Iowa, el primer estado en el que se vota en las elecciones primarias.

Los republicanos eligen al que sería su presidente entre quienes ya habían formalizado su candidatura, como el legislador de Texas Ron Paul, el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, la legisladora Michele Bachmann y el exgobernador de Minesota Tim Pawlenty.

Además, el exgobernador de Utah Jon Huntsman, el exsenador de Pensilvania Rick Santorum, el empresario Herman Cain, el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y el legislador de Michigan Thaddeus McCotter.

Durante una teleconferencia que mantuvo con miembros de su partido una hora antes de lanzar su candidatura, Perry aseguró que está "totalmente convencido" de que va a ganar, según recogen algunos medios.

El gobernador texano, de 61 años, cuenta con el 15 % de apoyo electoral entre los votantes republicanos, según un promedio de encuestas recientes realizado por RealClearPolitics, detrás del que sería su principal rival, Romney, con un 20 %.

Perry ya cuenta con algunos apoyos como el del exsenador y banquero texano Phil Gramm, quien aseguró al diario Huffington Post que respaldará a su antiguo protegido político y podría desempeñar un papel fundamental en la recaudación de fondos para su campaña.

Algunos acusan a Perry de oportunista al anunciar su candidatura el mismo día que la "straw poll" de Iowa, en la que compiten el resto de candidatos republicanos.

Sin embargo, según indicó la nueva gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, "el momento es estupendo". En declaraciones a la prensa tras el discurso que dio antes del de Perry, consideró que el hecho de que el anuncio haya coincidido con el evento de Iowa "muestra que el juego ha empezado para todos los candidatos", yb eso, aseguró, le "encanta".