Jason Dufner, que nunca ha ganado un torneo en la gira, y Brendan Steele, que participa en su primer major, encabezaban el sábado el PGA Championship luego de la tercera ronda.

Por más que sean jugadores de poco renombre, los dos estadounidenses están jugando como estrellas en el Athletic Club de Atlanta.

Steele terminó con 66 golpes, cuatro bajo el par, y sólo tuvo un problema de consideración en una jornada calurosa: un doble bogey en el séptimo hoyo, de par tres. Lo superó con creces al lograr siete birdies.

Incluso luego de hacer un bogey en el difícil hoyo 18, Steele tenía un total de 203, siete bajo par.

Dufner también se recuperó de un mal momento. Tras dos bogeys de tres putts, logró dos birdies sobre el final para quedar en 68 en la ronda.

La tabla de líderes estaba poblada por jugadores de poca fama, como Keegan Bradley — sobrino de la integrante del Salón de la Fama de la LPGA Pat Bradley_, que quedó a un golpe al firmar una tarjeta de 69.

Bradley, otro que debuta en majors, incurrió también en un doble bogey al empezar nervioso el recorrido, pero se recuperó con tres birdies.

"Se siente bastante bueno", dijo Steele. "Esto es diferente".

Tiger Woods, el campeón defensor de la PGA Martin Kaymer y otras estrellas ya ven el torneo por televisión tras no pasar el corte el viernes. El campeón del Abierto de Estados Unidos Rory McIlroy, que comenzó como favorito, tuvo un recorrido de 74 golpes por una lesión en una muñeca y no estará involucrado en la definición del domingo.

En ese vacío, estos estadounidenses conocidos sólo por los fanáticos del golf pisaban fuerte para darle a su país la posibilidad de ganar su primer major desde que Phil Mickelson ganó el Masters de 2010. Desde entonces, Estados Unidos sufrió su peor racha en la era moderna de los grand slams, con seis torneos y ningún título.

Dufner, de 34 años, que no pasaba un corte desde mayo, mostró su tesón tras los bogeys al recuperarse con un birdie en el hoyo 15, el par tres más largo del campo, y otro birdie con un putt de cuatro metros (12 pies) en el siguiente hoyo.

Steele, de 28, hizo cinco birdies en sus primeros diez hoyos y superó su doble bogey del hoyo siete.

Bradley, de 25, se tranquilizó rápido tras un mal inicio y, luego de los dos primeros hoyos, sólo dejó escapar un golpe al terminar el séptimo con bogey.

El venezolano Jhonattan Vegas no logró mantener el nivel del viernes y cerró con 74 golpes para sumar 212, dos sobre el par y a nueve de los líderes.

El argentino Andrés Romero también registró 74 y sumaba 216, seis sobre el par.