El exalcalde de la ciudad colombiana de Cúcuta, Ramiro Suárez, fue detenido hoy por orden del Tribunal Superior de Bogotá, que revocó una absolución de un juez, y lo condenó a una pena de 27 años de cárcel por un homicidio, informaron fuentes judiciales.

Suárez, que gobernó a Cúcuta entre 2004 y 2007, fue considerado inductor en el asesinato de Enrique Flórez, un funcionario de la alcaldía de esa ciudad, capital del departamento de Norte de Santander y vecina a Venezuela, en octubre de 2003.

La detención del exalcalde, por parte de agentes del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI), se registró cuando asistía a un acto político de inicio de campaña del aspirante a la alcaldía de esa ciudad, Andrés Cristo.

La sentencia a 27 años de cárcel impuesta por el Tribunal Superior de Bogotá, revoca la absolución de un juez de la capital colombiana, a favor de Suárez, dentro del caso por el homicidio agravado del abogado y exasesor Flórez.

Suárez permaneció en prisión en la cárcel Modelo de Bucaramanga 18 meses y absuelto en 2009 "por presunta manipulación de pruebas" por parte de la Fiscalía.

Al exfuncionario también se le ha acusado de tener nexos con grupos paramilitares de la ultraderecha armada y por ello había sido detenido también en 2004.