La congresista federal Michele Bachmann triunfó el sábado en un sondeo en Iowa, en el que participaron varios aspirantes a la candidatura presidencial republicana.

El resultado de la encuesta constituye el primer indicio de lo que piensan los republicanos de Iowa sobre el grupo de precandidatos presidenciales y acerca de qué aspirante tiene la mejor organización para una campaña proselitista.

Además, este resultado llega cinco meses antes de que se realicen en Iowa las asambleas que abrirán la temporada de primarias del partido opositor.

Nueve aspirantes estaban en la lista, pero no todos compitieron.

Mitt Romney, el favorito por los republicanos en las encuestas nacionales, y el ex gobernador de Utah, Jon Huntsman, no participaron en el sondeo. Y los simpatizantes del gobernador de Texas, Rick Perry, y de la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin, realizaron campaña aunque ninguno de los dos estaba en la papeleta.

Después de meses de sentar las bases para sus campañas, los republicanos que quieren desplazar al presidente Barack Obama tuvieron la oportunidad de medir su popularidad entre los activistas del partido.

Los resultados de la encuesta, una medida inicial de viabilidad de los precandidatos, se conocieron apenas unas horas después del esperado anuncio de Perry, de que se sumará a la contienda interna.

Los resultados del sondeo informal no son vinculantes, pero equivalen a un termómetro de popularidad interna y ofrecen a los candidatos la oportunidad de medirse entre sí. Miles de activistas pagaron un boleto a cambio de asistir al acto.

El resultado probablemente será un indicador de la campaña en Iowa de cara a las asambleas.

Para el presidente de la delegación estatal del partido, Matt Strawn, la encuesta es "el primer indicador medible" de la popularidad de sus contendientes.

Romney, ex gobernador de Massachusetts, encabezaba los sondeos nacionales y las encuestas en muchos estados como el favorito para desafiar a Obama el próximo año, pero abundan rivales que quieren surgir y se ofrecen como una mejor opción. Romney perdió la nominación en 2008 frente al senador por Arizona, John McCain.

Bachmann era considerada entre los candidatos con más probabilidades de perder en el sondeo, junto con otro político de Minnesota, el ex gobernador Tim Pawlenty.

Ambos se enfrentaron durante un debate televisado el jueves en Ames, cuando Bachmann dijo que Pawlenty "se parece mucho a Barack Obama" y Pawlenty la acusó de tener "antecedentes de dar información errónea y testimonios falsos".

En el sondeo compitieron nueve precandidatos. La encuesta, en el campus de la Universidad Iowa State, duró seis horas.

Romney ganó el sondeo de hace cuatro años, pero no compitió activamente en esta ocasión, mientras que Huntsman, que casi ha pasado Iowa por alto, no se presentó. Ambos estuvieron el viernes en Nueva Hampshire.