Tres de cada cuatro estudiantes de California se graduaron de secundaria el año pasado, pero un número significativo de negros, hispanos y alumnos que no dominan el inglés dejó las aulas, según un nuevo estudio.

El Departamento de Educación de California informó esta semana que 74,4% de quienes empezaron la escuela secundaria en 2006 se graduaron en 2010. La tasa de deserción escolar a nivel estatal fue del 18,2%.

Esa tasa se redujo frente a 2009 y las tasas de graduación aumentaron, pero no fue posible hacer comparaciones específicas debido a que el estudio más reciente se basa en una nueva metodología.

Otro 7,4% de los estudiantes aún seguían en la escuela o en programas para personas con discapacidad que no concluyen con el otorgamiento de diplomas, o bien abandonaron la escuela al tomar el llamado examen GED (diploma de educación general, por sus siglas en inglés).

Casi el 90% de los asiáticos y un 83% de los blancos concluyó sus estudios preuniversitarios y se graduó, en comparación con apenas el 68% de los hispanos, 59% de los negros y 56% de los estudiantes en proceso de aprender inglés.