Un peritaje confirmó que las dos turistas francesas asesinadas en la provincia argentina de Salta fueron acribilladas entre 13 y 14 días antes del hallazgo de sus cuerpos, el pasado 29 de julio, informaron hoy fuentes judiciales.

Con los resultados del informe del Cuerpo de Investigadores Fiscales de Salta (CIF) quedó descartada la hipótesis de que las francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni permanecieron secuestradas entre el 15 y el 29 de julio últimos, cuando sus cuerpos fueron hallados en un sendero de la Quebrada de San Lorenzo, una reserva natural de la periferia de Salta.

Mientras, el juez del caso, Martín Pérez, aguarda los resultados de la comparación de los análisis genéticos entre los rastros encontrados de las víctimas y las muestras tomadas a los detenidos por el asesinato de Bouvier, de 29 años, y Moumni, de 24.

Por el doble crimen permanecen detenidos María Fernanda Cañizares, de 24 años, hija de un expolicía salteño; su novio, Gustavo Lasi; y su hermano, Federico Cañizares, un aspirante a policía.

También han sido apresados Walter Orlando Lasi, padre de Gustavo; Santos Clemente Vera, empleado de seguridad; y Omar Darío Ramos, de 47, guía del paseo turístico en el que fueron encontrados los cadáveres de las jóvenes francesas.

Otro de los detenidos es Daniel Vilte, de 24 años, a quien se acusa de tener relación con el arma calibre 22 utilizada para el asesinato.

María Fernanda Cañizares, quien se declaró inocente ante el juez, tenía en su poder un teléfono móvil y una cámara fotográfica pertenecientes a las francesas y, según la joven, fue su novio quien le regaló estos aparatos.

Otro informe del caso indicó este jueves que fueron dos las armas usadas para el doble crimen.