Una pareja estadounidense implicada en una disputa internacional de adopción dijo que busca información sobre el pasado de la menor guatemalteca a la que recibieron como hija y quieren protegerla del "trauma adicional", según un comunicado que divulgaron el viernes.

Un juez en Guatemala ordenó a Timothy y Jennifer Monahan que devuelvan a la niña de 6 años a la madre biológica, en medio de aseveraciones de que la menor fue secuestrada en 2006 y ofrecida en adopción.

La Fundación SURVIVORS, un grupo defensor de los derechos humanos que representa a la madre biológica, no rechaza la aseveración de los Monahan de que desconocían que hubo un secuestro.

Los Monahan han rehusado hacer declaraciones sobre el particular y no han comentado públicamente cómo llegaron a adoptar a la niña o si alguien los representaba durante los procedimientos en Guatemala. Pero un comunicado de una firma de relaciones públicas en Washington, D.C., que representa a la pareja, dijo que ésta "continuará pugnando por la seguridad y lo que más convenga a su hija legalmente adoptada".

"Ellos siguen comprometidos en proteger a su hija de un trauma adicional mientras buscan la verdad de su pasado a través de los canales legales adecuados", dijo el comunicado de la firma Peter Mirijanian Public Affairs.

En el fallo del 29 de julio divulgado la semana pasada, la jueza guatemalteca Angélica Noemí Téllez Hernández dijo que el gobierno de Guatemala debe cancelar el pasaporte utilizado para llevar a la pequeña fuera del país cuando los Monahan la adoptaron en 2008. La jueza ordenó además que si no devuelven a la niña en un plazo de dos meses, las autoridades guatemaltecas deben solicitar ayuda a la Interpol para localizar a la niña.

La Interpol dijo en un correo electrónico esta semana que no podía hacer comentarios acerca de si habían contactado a la agencia sobre el caso.

El Departamento de Estado estadounidense refirió las preguntas sobre la decisión del tribunal y sus repercusiones al Departamento de Justicia, que también declinó hacer comentarios.

También el viernes, la policía de Guatemala detuvo brevemente a un juez bajo cargos de haber ayudado de manera fraudulenta en la adopción de otra niña. Sin embargo, fue puesto en libertad por falta de pruebas.

Tanto la activista de Derechos Humanos Norma Cruz como una agencia de la ONU que investiga adopciones dijeron que el juez, Mario Peralta Castañeda, ayudó a procesar la adopción de los Monahan, entre otras.

___

La redactora de The Associated Press Sonia Perez D. contribuyó a esta informe desde Ciudad de Guatemala.