Tras más de 10 años de esperar por la formalización de su propiedad, 118 familias recibieron el viernes los títulos que los hacen dueños de tierras en una remota región del suroeste colombiano.

La entrega fue hecha por funcionarios del oficial Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder) a las familias en la zona de Piamonte, en el departamento de Cauca y a unos 460 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Las 118 familias ocupaban esos terrenos, que eran baldíos o propiedad de la Nación, desde hace más de una década y reclamaban los títulos de propiedad por derechos adquiridos de uso a través de los años, una figura contemplada en las leyes colombianas.

Cada familia recibió el título por terrenos en promedio de 24,1 hectáreas de extensión, dijo el Incoder en un comunicado divulgado en un correo electrónico.

Sólo con un título de propiedad las familias de campesinos pueden acceder a créditos bancarios y beneficios como distintos programas de incentivos agrícolas oficiales.

En la zona de Piamonte el sustento está vinculado 90% a la actividad agrícola

Con la entrega de la jornada, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, embarcado en un programa de formalización de lotes, ha titulado y devuelto terrenos despojados por grupos ilegales por un total de 363.955 hectáreas desde agosto del 2010, cuando asumió el cargo, y hasta la jornada.

La meta de Santos es titular y devolver a sus dueños dos millones de hectáreas en el cuatrienio de gobierno (agosto 2010-agosto 2014).