Una foto de Pancho Villa al lado de una moto marca Indian, hojas volantes con grabados de José Guadalupe Posada y fotos convertidas en postales son algunos de los objetos en una exposición dedicada a la Revolución Mexicana vista por fotoperiodistas e ilustradores de la época.

La muestra "Surge una nación: La Revolución Mexicana revelada" resalta también el gran aporte de la fotografía a la diseminación masiva de lo que entonces ocurría en México. Incluye 130 fotos, afiches, mapas y seis hojas volantes, precursor al afiche que incluía dibujos y textos tales como letras de canciones.

La exhibición, inaugurada el 8 de septiembre en la Biblioteca Central de Los Angeles, continuará hasta el 3 de junio de 2012. Incluye materiales de unos 25 fotógrafos mexicanos y extranjeros que documentaron la revolución ocurrida entre 1910 y 1920. También incluye 16 afiches creados de 1965 al presente basados en fotos de la época.

"Esta es una oportunidad para analizar la historia mexicana y ver por qué estamos interesados en la revolución y qué fue la revolución", explicó la curadora de la exhibición Beth Guynn, quien también trabaja en el departamento de archivo del Instituto de Investigaciones Getty.

Las fotos ayudaron a difundir la revolución a través de publicaciones en periódicos y además se manifestaron como arte en postales.

"Este es un momento en el que el fotoperiodismo realmente hizo click con la guerra", explicó la experta. "A México llegaron fotoperiodistas de todo el mundo para documentar la guerra y las fotos que tomaron diseminaron información a todos lados y crearon mucho interés en la revolución".

En ese sentido, agregó, la Revolución Mexicana "fue muy diferente a las guerras anteriores porque la guerra estaba en los diarios todos los días".

Fotógrafos y revolucionarios reconocieron la importancia de las fotos en la creación de conciencia y apoyo hacia causas y eventos. El mexicano Agustín Víctor Casasola y otros fotógrafos, por ejemplo, establecieron agencias en Ciudad de México o a lo largo de la frontera méxico-estadounidense y desde allí diseminaron sus fotos, agregó la experta.

"Casasola es un nombre grande en la fotografía mexicana. El influyó mucho en la organización del fotoperiodismo en México antes de la revolución", agregó la curadora. "Pero también contrataba a fotógrafos y tomaba crédito por básicamente todas las fotos de sus trabajadores".

La exhibición incluye fotos de la agencia de Casasola, de fotógrafos anónimos y del alemán Hugo Brehme. Algunas fotos muestran los estragos durante y después de la llamada Decena Trágica, período en el que un grupo de sublevados se levantaron en armas contra el gobierno de Francisco Madero en 1913.

Fue por ese tiempo que también nació la foto posada para propósitos promocionales, como las de soldados bien armados, que también serán parte de la muestra.

Las fotos sirvieron también como base para postales, que se volvieron muy populares por entonces, contó la experta.

"Gracias a la cámara Brownie de Kodak, la gente podía tomar sus fotos, pedir que se las hagan postales y enviárselas a sus seres queridos por muy poco dinero", dijo Guynn.

En cuanto a gráficos, la muestra incluye afiches como el conocido retrato de Zapata, basado en una foto. El afiche original de alrededor de 1965 fue originalmente vendido por "El malcriado", diario del Sindicato de los Trabajadores del Campo, dijo la curadora.

"Es emocionante ver como las imágenes famosas de la revolución, como las de Villa y especialmente las de Zapata, son usadas ahora para representar una serie de asuntos sociales", manifestó la curadora.

También se exhibirán hojas volantes del grabador Posada o de su editor Antonio Vanegas Arroyo. Estas obras impresas en papeles delicados tenían alrededor de unos 40 por 50 centímetros y se pegaban en paredes, al igual que los afiches.

"Algunas hojas volantes tenían textos como corridos, reportajes o comentarios y podían ser satíricos, dramáticos o graciosos", explicó la experta. "Podían ser complejos o sencillos, como para cualquier ciudadano".

La muestra fue organizada por el Instituto de Investigaciones Getty con el apoyo de Edison International y The Library Foundation of Los Angeles. Los afiches fueron prestados por el Centro para el Estudio de Gráficos Políticos.

___

E.J. Támara está en Twitter en @ejtamara