LeBron James confía en que se solucionará el conflicto laboral entre los jugadores y la NBA y que habrá una temporada de la liga estadounidense de básquetbol.

El astro del Heat de Miami habló el viernes en una conferencia de prensa en Taiwán y afirmó que "ahora mismo estoy trabajando para la temporada de la NBA. Creo que habrá una temporada, y ojalá ambas partes nos pongamos de acuerdo".

La liga decretó un cierre patronal el 1 de julio, cuando expiró el convenio colectivo con sus jugadores.

Las partes no se ponen de acuerdo en varios asuntos, incluyendo la distribución de las ganancias. El jefe del sindicato de jugadores, Billy Hunter, dijo la semana pasada que duda que haya una temporada 2011-12.

James se encuentra en Taiwán en una gira promocional.