Las exportaciones de productos agropecuarios brasileños ascendieron en los siete primeros meses del año a 51.651 millones de dólares, un 22 por ciento más que en el mismo período de 2010, informó hoy el Ministerio de Agricultura.

El 81,2 por ciento de las exportaciones brasileñas de productos agrícolas y ganaderos se concentró en soja y sus derivados, carnes, azúcar y etanol, productos forestales y café.

Brasil es precisamente el mayor exportador mundial de soja, carnes, azúcar, etanol de caña de azúcar y café.

Las exportaciones del llamado complejo soja (en grano, en torta y aceite) en los siete primeros meses del año sumaron 15.256 millones de dólares, lo que significa un crecimiento del 29,9 por ciento frente a las del mismo período del año pasado.

Las ventas de carnes al extranjero subieron un 14,6 por ciento frente a los siete primeros meses de 2010, hasta 8.868 millones de dólares.

Los embarques de azúcar, etanol y otros derivados de la caña alcanzaron hasta julio un valor de 7.756 millones de dólares, un 18,4 por ciento más que en el período enero-julio de 2010.

Las exportaciones de productos forestales (madera) en el período crecieron un 4,4 por ciento, hasta 5.546 millones de dólares, y las de café aumentaron un 68,5 por ciento, hasta 4.511 millones de dólares.

"En todos los sectores mencionados, excepto café, el volumen exportado tuvo una reducción que fue compensada por la fuerte elevación de los precios externos", según la nota del Ministerio.

Los embarques de soja, por ejemplo, fueron un 0,8 por ciento inferiores a los del año pasado, pero el precio del producto fue un 30,9 por ciento superior.

Según los cálculos del Ministerio, las exportaciones de esos cinco sectores en los primeros siete meses del año sumaron 41.900 millones de dólares, pero, si hubiesen sido hechas a precios del 2010, el valor apenas habría sido de 33.400 millones de dólares.

Esa situación, sin embargo, debe cambiar como consecuencia de la crisis económica en países que son importantes importadores de alimentos brasileños, como los europeos y Estados Unidos.

El ministro de Agricultura, Wagner Rossi, considera que la demanda mundial de alimentos seguirá elevada pero que los precios promedio podrán caer. "Pese a ello la agricultura será el gran as de Brasil para enfrentar las dificultades mundiales", afirmó.

En cuanto a los destinos, los mayores importadores de productos agropecuarios brasileños en los siete primeros meses del año fueron China (9.511 millones de dólares), Holanda (3.812 millones de dólares), Estados Unidos (3.359 millones de dólares), Rusia (3.232 millones de dólares), Alemania (2.031 millones de dólares), Japón (1.738 millones de dólares) y España (1.465 millones de dólares).

El ministerio informó igualmente que las exportaciones agropecuarias en los últimos doce meses hasta julio sumaron 85.768 millones de dólares, un 23,7 por ciento más que las del período agosto de 2009-julio de 2010.

El valor de las exportaciones en los últimos doce meses, récord para un año, ya supera la previsión del Ministerio para las ventas externas del sector en 2011 (85.000 millones de dólares).