La Comisión Nacional que controla el mercado de valores en Italia (Consob) acordó hoy la prohibición de tomar posiciones cortas (especular con valores a la baja) sobre el capital de los principales actores del sector financiero.

La Consob informó hoy de esta decisión a través de un comunicado, tras la reunión celebrada antes de la apertura de la Bolsa de Milán, que inició su sesión de hoy en negativo con su índice selectivo FTSE-MIB que cedía el 0,64 %, para situarse en los 15.180,06 puntos, tras los primeros minutos de cotización.

En la nota, la Consob precisa que la decisión adoptada hoy tiene en cuenta "la excepcionalidad de las condiciones de mercado que se han observado en las sesiones (bursátiles) del mes de agosto de 2011, caracterizadas por un relevante incremento de la volatilidad".

La Consob señala que la medida se mantendrá en vigor desde hoy a las 9.00 horas (07.00 GMT) y durante los próximos 15 días.

Asimismo, subraya que la prohibición se aplicará a cualquier persona física o jurídica u otros sujetos jurídicos, ya sean italianos o extranjeros.

La Comisión ha precisado que, debido al cambio registrado en las condiciones del mercado, se considera insuficiente el régimen adoptado el pasado 10 de julio para la comunicación de las posiciones cortas, aunque éste seguirá vigente.

El pasado 10 de julio, la Consob ya decidió instaurar un mecanismo de estricto control sobre este tipo de operaciones en torno a determinadas acciones y umbrales cuantitativos.

Así, estableció que la primera comunicación debía realizarse cuando se alcanzase una posición neta corta igual o superior al 0,2 por ciento del capital del emisor y posteriormente esa obligación de comunicación se activaría por cada variación igual o superior al 0,1 por ciento del capital.

El anuncio de la Consob llegó horas después de que la Autoridad Europea de Valores Financieros (ESMA) informara de que las ventas en corto al descubierto iban a ser prohibidas en Francia, España, Italia y Bélgica, en un intento por frenar los "falsos rumores" que desestabilizan los mercados.