El oficialista movimiento Alianza País logró hoy controlar la Asamblea Nacional tras la designación de los dos vicepresidentes de entre sus filas, elección que quedó pendiente el pasado 31 de julio, cuando en una agitada sesión se reeligió como presidente del foro a Fernando Cordero.

Justamente, Cordero fue hoy ratificado como jefe del legislativo al no prosperar una reconsideración de su designación por parte de legisladores de la oposición, que advertían irregularidades en su elección.

El oficialista Juan Carlos Cassinelli fue elegido esta noche como primer vicepresidente de la Asamblea con un estrecho margen, pues obtuvo 63 votos, mientras que la oposición alcanzó 61.

Asimismo, Rocío Valarezo, del Movimiento Autonómico Regional, afín al Gobierno, con 65 votos, obtuvo la segunda vicepresidencia de la Asamblea.

Con estas designaciones, el Consejo de Administración Legislativa (CAL), el máximo órgano administrativo del legislativo, estará integrado por Cordero, Cassinelli, Valarezo y por cuatro vocales: el oficialista Pedro de la Cruz y los opositores Fausto Cobo, Francisco Ulloa y Marco Murillo.

Pese a esa victoria de hoy, la oposición consideró que el oficialismo ha perdido fuerza y que la correlación es mínima.

"Sin duda que ha perdido fuerza", mientras que "la fuerza que ha obtenido la oposición nos va a permitir formular un libreto frente a la correlación de fuerzas reinante", indicó a Efe el legislador Andrés Páez, de Izquierda Democrática.

Ahora son "60 legisladores unidos" en la oposición y "la diferencia con el oficialismo es mínima", insistió Páez, tras advertir que son los asambleístas afines al Gobierno los que deben "tener buen criterio" para mantener la correlación de fuerzas.

No obstante, el legislador prefirió dar "el beneficio de la duda a quienes están al frente de las funciones en la Asamblea, para que asuman con total responsabilidad y cumplan con sus funciones de la mejor manera", sobre todo en la "fiscalización a la corruptela" del Gobierno del presidente Rafael Correa.

El oficialismo en la Asamblea debe dar "muestras de independencia y de ponderación" frente al Gobierno, demandó Páez.

De su lado, Juan Carlos Cassinelli, tras tomar posesión como primer vicepresidente de la Asamblea, dijo que el oficialismo ha logrado obtener una mayoría con base en "acuerdos programáticos" con sectores afines.

"Impulsaré la revolución en las políticas sociales que pregonan la inclusión, la participación y la búsqueda de una equidad que permita, de una vez por todas, disminuir con progreso esta enorme brecha de desigualdad entre ricos y pobres que hay en el país", señaló Cassinelli.