El Centro Bancario Internacional (CBI) de Panamá creció un 15,13 % en el primer semestre de 2011, comparado con igual periodo del año pasado, hasta alcanzar los 75.758 millones de dólares en activos, dijo hoy una fuente oficial.

El superintendente de bancos de Panamá, Alberto Diamond, indicó en rueda de prensa que, de esa cantidad de activos, el sistema bancario nacional aporta 60.912 millones de dólares, lo que demuestra la "solvencia" de la plaza panameña.

El CBI da trabajo a unos 20.000 panameños y tiene un "peso" del 10 % en la composición del Producto Interno Bruto del país, precisó en la misma reunión el secretario general de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), Amauri Castillo.

Diamond especificó que la cartera de crédito interno al sector privado es uno de los principales factores de crecimiento del Centro, al alcanzar los 25.925 millones de dólares, acaparado por el sector comercio (28,6 %), hipotecas (27,7 %) y consumo personal (21 %).

Destacó que la cartera morosa y de créditos vencidos en los bancos nacionales no supera el 3 % y en los internacionales no pasa del 1 %, denotando la "prudencia" de las entidades en el manejo del crédito.

En el primer semestre de 2011 se registraron 1.348 millones de dólares de ingresos por intereses, un 6,81 % más que en la primera mitad de 2010 y una utilidad neta de 498 millones de dólares, un 21,6 % superior al primer semestre del año pasado.

Además, el rendimiento del patrimonio alcanzo el 14,31 % y respecto a las acciones ascendió al 1,80 % en el periodo reportado.

Según Diamond, el conjunto de los 91 bancos de la plaza panameña, la gran mayoría extranjeros, presentan una liquidez del 63,65 %, más del doble del 30 % que exige la ley.

En cuanto al origen de depósitos del extranjero, el superintendente indicó que principalmente proceden de Latinoamérica y, al referirse a la actual situación financiera internacional, dijo no tener "ningún indicio" de que vaya a provocar una llegada masiva de capitales europeos.

"Nosotros estamos observando con mucho cuidado, muy de cerca, la situación, estamos vigilantes de lo que ocurre", apuntó.

Durante el primer semestre de 2011 dijo que los depósitos fueron por 54.441 millones de dólares, de los cuales el 85 % está en bancos de licencia general y 15 % en bancos de licencia internacional.

Aseguró que no se observa ningún riesgo de recalentamiento de la economía local y que internacionalmente la crisis se ubica en los mercados de capitales, no como hace tres años, cuando se produjo una "estrechez de liquidez".

Por otro lado, Diamond resaltó que la SBP ha puesto en marcha en la capital una oficina de atención a las quejas de los clientes bancarios, que se va a instalar también en otras ciudades del interior del país, y esta semana puso en marcha un acceso a su página web para recibir asimismo los reclamos de los depositantes.

Por su lado, Castillo detalló que la Superintendencia está definiendo una regulación para los "corresponsales no bancarios" (comercios que ofrecen algún servicio bancario) con el fin de garantizar la calidad de las transacciones a la vez que se apoya una mayor bancarización, especialmente en el interior del país.

Diamond detalló que bancos de EE.UU., Suiza, Centroamérica y el Caribe, "de gran solvencia", están en trámite de instalarse en Panamá, país que se perfila como una plataforma financiera para Latinoamérica gracias a que goza de grado de inversión y ha salido de la lista de paraísos fiscales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).