Los ministros de Economía y gobernadores de Bancos Centrales de los doce países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) iniciaron hoy en Buenos Aires una reunión para coordinar acciones de "blindaje" ante la crisis global.

Se trata de la primera reunión del Consejo Suramericano de Economía y Finanzas, que está previsto que concluya hoy mismo con la firma de un plan de acción para blindar a la región frente a los efectos de los profundos problemas económicos con origen en Estados Unidos y Europa.

Antes de inaugurar la cita de alto nivel, el ministro de Economía de Argentina, Amado Boudou, dijo a los periodistas que se evaluarán "varias medidas", como la posibilidad de agrandar el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), actualmente integrado por siete países y que sirve como mecanismo de asistencia a sus miembros ante dificultades financieras.

Brasil, representado por el ministro de Hacienda, Guido Mantega, también ha propuesto extender entre los países del bloque acuerdos como los "swaps de monedas" que permiten a los países brindarse asistencia financiera mutua en caso de emergencia.

El ministro argentino también confirmó que se analizan acciones para incentivar el comercio entre los países miembros de Unasur, extender los sistemas de intercambios comerciales con monedas locales en sustitución del dólar y fortalecer instituciones como la Corporación Andina de Fomento y el Banco del Sur.

La reunión de hoy fue antecedida este jueves por otra de funcionarios de carácter técnico en Buenos Aires y es una continuidad de la reunión extraordinaria de ministros de Economía de la Unasur celebrada hace una semana en Lima.

En la última cumbre del bloque, celebrada hace dos semanas, también en Lima, los jefes de Estado acordaron impulsar medidas coordinadas para hacer frente a la crisis internacional, un paso sin precedentes en este bloque constituido en 2008.