Un juez chileno solicitó a Alemania la extradición del médico Harmutt Hopp, uno de los jerarcas de la controvertida colonia Dignidad.

Así lo informó el juez Jorge Zepeda, quien indicó a la prensa que no se vería bien que Alemania no conceda la extradición ya que constituiría "una especie de impunidad en un estado de derecho".

La solicitud de extradición deberá ser aprobada por la Corte Suprema y de acogerse tendrá que ser tramitada por la cancillería.

Hopp, un médico de 58 años, se encontraba con libertad provisional en un juicio por asociación ilícita en su condición de segundo hombre de la colonia Dignidad tras el fallecido creador del enclave alemán, Paul Schafer.

Schafer murió el año pasado en la cárcel, donde purgaba una condena a 20 años por abusos sexuales a 25 menores de la colonia y por violaciones a los derechos humanos.

Hopp se encontraba en libertad provisional cuando decidió huir a su país de origen en mayo.

Schafer fundó Dignidad, una vasta colonia agrícola a unos 420 kilómetros al sur de la capital, en 1962. La colonia llegó a tener unos 300 colonos alemanes y unos 500 chilenos que vivían bajo una estricta disciplina aplicada por el líder.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), Schafer colaboró con su temida policía secreta y alojó una cárcel clandestina donde se torturó a detenidos, según determinaron procesos judiciales posteriores.