Los Cachorros de Chicago colocaron el sábado al abridor venezolano Carlos Zambrano en la lista de descalificados y dijeron que no recibirá su sueldo durante 30 días ni participará de actividades del equipo.

Zambrano vació su casillero el viernes y abandonó al equipo luego de ceder cinco jonrones y salir expulsado en la derrota por 10-4 contra los Bravos de Atlanta. No volvió al equipo el sábado.

Las acciones del venezolano, incluido un lanzamiento que pasó muy cerca de Chipper Jones y que llevó a su expulsión, son "intolerables", dijo el sábado el gerente general Jim Hendry.

"Este era el castigo más estricto que podíamos aplicar sin dejarlo libre", dijo Hendry.

El lanzador de los Cachorros Ryan Dempster también se expresó con dureza contra el su colega.

"El se hizo la cama, que duerma en ella", dijo. "No es que sea algo nuevo".

Grandes Ligas y el sindicato de jugadores debatirán las declaraciones de Zambrano sobre su futuro en el béisbol, aseguró Hendry en una conferencia telefónica con periodistas.

El piloto Mike Quade afirmó el viernes que Zambrano dijo a colaboradores del club que podría retirarse.

"No hay cosas mucho peores que dejar a tus compañeros en el medio de un partido", dijo Hendry.

El gerente dijo que se disculpó con su par de los Bravos Frank Wren por los actos de Zambrano, que empañaron la noche en que Atlanta retiró el número 6 de su ex piloto Bobby Cox.

Zambrano se fue expulsado por el árbitro central Tim Timmons en la quinta entrada tras lanzar dos pelotazos que pasaron cerca de Jones, luego que Freddie Freeman y Dan Uggla habían pegado cuadrangulares. El segundo lanzamiento fue tan fuerte que llegó hasta la pared del fondo.

"No tuvo justificación ese lanzamiento a Chipper Jones", dijo Hendry. "Siento que cualquier cosa que pueda restarle valor a la noche de Bobby Cox, más allá de la competencia normal, es totalmente intolerable".

Hendry dijo que no tenía idea dónde estaba Zambrano el sábado.

Jones se mostró agradecido por las declaraciones de Hendry.

"Carlos me cae bien, siempre me cayó bien", agregó el pelotero de los Bravos. "El compite con intensidad. Lamentablemente, a veces eso lo perjudica".

El tercera base dominicano de los Cachorros Aramis Ramírez dijo que el equipo recibiría bien a Zambrano "si cambia de actitud".

"Tiene que pensar más, él es un hombre y no es una sola vez. Mucha gente ha tratado de ayudarlo y él no los deja", dijo.

El año pasado, Zambrano entró a la lista restringida y debió asistir a sesiones de manejo de la furia luego de una discusión con su compañero Derrek Lee.

En 2009, recibió una suspensión luego de gritarle a un árbitro, lanzar una pelota a los jardines y estrellar su guante contra la valla de la banca.

En 2007, Zambrano firmó un contrato de 91,5 millones de dólares por cinco temporadas hasta 2012. Debe recibir 17,85 millones esta temporada y 18 millones en la próxima. Esta campaña, tiene foja de 9-7 con un promedio de carreras limpias permitidas de 4.82.

El jardinero Marlon Byrd dijo que había hablado con Zambrano.

"Dijo que se siente mejor hoy", dijo Byrd. "Eso es todo".