Un juez de Cleveland (Ohio, EE.UU.) autorizó hoy la pena de muerte para Anthony Sowell, un asesino en serie que mató a 11 mujeres y escondió los cadáveres en su casa, informó el tribunal del condado de Cuyahoga.

Tras el dictamen del juez Dick Ambrose hoy, tendrá lugar una audiencia en la que se impondrá la condena de manera formal después de escuchar declaraciones de los familiares de las víctimas.

Sowell, afroamericano de 51 años, utilizaba el alcohol y las drogas como excusa para llevar a su casa a las víctimas, todas afroamericanas y la mayoría adictas a sustancias como la cocaína, según el pliego de cargos.

En 2009, la policía de Cleveland encontró los cuerpos descompuestos de las once mujeres en la casa de Sowell, después de que otra chica les informase que fue violada allí.

El pasado mes, un jurado lo declaró culpable del homicidio agravado de las once mujeres, y del secuestro, violación e intento de asesinato de otras dos, que lograron sobrevivir y cuyos testimonios fueron clave para que el jurado sentenciara a Sowell con la pena capital.

El asesino ya estuvo encarcelado entre 1990 y 2005 por una violación que cometió en 1989.

Las víctimas de Sowell comenzaron a desaparecer dos años antes de que encontraran sus cuerpos, por lo que las familias reprocharon a la Policía Local que no hubieran hecho lo suficiente por la investigación del caso al tratarse de mujeres drogadictas de barrios desfavorecidos, algunas de las cuales tenían antecedentes criminales.