Una corte de apelaciones de Arizona autorizó el jueves partes claves de una ley estatal que restringe los abortos, entre ellas una que requiere que las mujeres acudan a una revisión médica antes de interrumpir su embarazo para conocer riesgos y opciones.

Las disposiciones habían estado pendientes durante dos años luego que un juez estatal impidió que entraran en vigor en 2009.

Pero la Corte de Apelaciones de Arizona ordenó el jueves al juez levantar su restricción al decir que las medidas se apegan a la Constitución y no representan cargas excesivas para mujeres que buscan terminar sus embarazos.

Las previsiones forman parte de una ley de aborto firmada por la gobernadora Jan Brewer en julio de 2009, seis meses después de asumir el cargo, y requiere que las mujeres obtengan el "consentimiento informado" de un médico en persona sobre los riesgos y las alternativas antes de someterse a un aborto.

Actualmente, las mujeres pueden obtener esa información por teléfono por parte de un médico o una practicante de enfermera.

La apelación de la corte también incluye previsiones que prohiben a las enfermeras efectuar abortos y requerir por escrito el consentimiento por parte de los padres de menores de edad que deseen interrumpir su embarazo. Otra previsión amplía una ley existente que permite a médicos y profesionales de la salud a negarse a participar en los abortos por razones morales o religiosas.

___

Amanda Lee Myers está en Twitter como @amandaleeap

Asociación Planned Parenthood (Paternindad Planeada) de Arizona: http://www.plannedparenthood.org/ppaz/

Centro de políticas de Arizona: http://www.azpolicy.org/

Corte de apelaciones de Arizona: http://azcourts.gov/Default.aspx?alias=azcourts.gov/coa1