Grupos de defensa de los derechos civiles en EE.UU. criticaron hoy la decisión de una jueza de Nueva York de no investigar si un psicólogo implicado en el desarrollo de técnicas abusivas en los interrogatorios a detenidos en la prisión militar de Guantánamo (Cuba) violó su código de ética profesional.

"El dictamen es desafortunado", indicaron el Centro de Justicia y Responsabilidad (CJA, por su sigla en inglés) y la American Civil Liberties Union (ACLU), en un comunicado de prensa conjunto tras la decisión de la jueza Saliann Scarpulla de rechazar la víspera investigar al psicólogo John Leso.

Ambos grupos respaldaron la demanda presentada por el también psicólogo Steven Reisner contra John Leso por haber asesorado a las autoridades de Guantánamo sobre técnicas "abusivas y dañinas" como privación de sueño o alimentos, o el uso de grilletes, celdas de aislamiento y perros para sacar información a los reos.

Reisner primero intentó que el estado de Nueva York retirara a Leso la licencia para ejercer como psicólogo, y cuando esa moción fue rechazada por la autoridad competente, entonces acudió de nuevo a los tribunales para pedir una investigación.

Sin embargo, la jueza Scarpulla determinó que no se puede obligar al Estado a realizar las pesquisas al considerar que no tiene jurisdicción sobre las actividades del psicólogo en Guantánamo.

Ambas organizaciones indicaron que su objetivo es asegurarse de que "un profesional de la atención sanitaria que ha participado en torturas y otros tratamientos inapropiados sea investigado".

Por su parte, Reisner destacó que Estados Unidos "todavía está ante el dilema de responsabilizar a sus funcionarios por este capítulo tan oscuro de nuestra historia", y en particular a profesionales que responden a códigos éticos como Leso.