El dominio del abridor Mark Buehrle y el bateo oportuno encabezado por el campocorto cubano Alexei Ramírez fue la clave que permitió a los Medias Blancas de Chicago ganar 6-3 a los Orioles de Baltimore y seguir en la lucha por el título de la División Central de la Liga Americana.

Buehrle (10-5) lanzó ocho entradas completas para espaciar seis imparables con tres carreras limpias permitidas, no dio bases por bolas y abanicó a seis bateadores rivales en lo que iba a ser su décima victoria de la temporada.

El lanzador zurdo ha permitido tres o menos carreras en 18 salidas consecutivas para empatar la mejor marca de todos los tiempos del equipo que estaba en poder de Frank Smith desde la temporada de 1909.

Buehrle tiene también marca de 4-0 en las últimas cinco aperturas y alcanzó la undécima temporada consecutiva con al menos 10 triunfos, que es igualmente otro récord de equipo.

El cerrador Sergio Santos, de origen mexicano, trabajó el noveno episodio para sacar los tres últimos "outs" del partido con dos ponches y perfecto desde el montículo que le hizo merecedor al vigésimo quinto salvamento en lo que va de competición.

Santos estableció también una nueva marca de la Liga Americana al conseguir 25 salidas consecutivas fuera de su campo sin permitir anotación para batir la que había establecido el cerrador seguro miembro del Salón de la Fama, el panameño Mariano Rivera, que logró 24 en la temporada del 2005 con los Yanquis de Nueva York.

El cerrador latino lleva 30 partidos consecutivos sin permitir anotación fuera de su campo si se cuenta el final de la pasada temporada.

Ramírez, que pegó el duodécimo cuadrangular de la temporada, participó en la producción de las cuatro carreras que anotaron los Medias Blancas en la primera entrada contra el abridor Chris Tillman (3-5), que iba a cargar con la derrota.

Tillman no pudo conseguir su primer "out" del partido hasta que había ya hecho 20 lanzamientos para ser castigado con seis carreras y ocho imparables en sólo dos entradas y dos tercios que estuvo en el montículo.

Mientras que el receptor A.J. Pierzynski concluyó el partido con tres imparables para irse de 17-10 en la serie contra los Orioles e incrementar en 15 puntos el promedio de bateo que ahora lo subió hasta .295 para acercarse la barrera importante de los .300, que define a los buenos toleteros.

El jardinero izquierdo Juan Pierre pegó tres imparables e impulsó dos carreras para los Medias Blancas (58-59), que ganaron tres de los cuatro partidos disputados contra los Orioles y dejaron en 6-1 su gira fuera de su campo.

El jardinero derecho Nick Markakis pegó su jonrón número 100 como profesional para ser lo único recuperable de los Orioles (45-70), que han perdido siete de nueve partidos, pero repartieron de 4-4 en la serie disputada contra los Medias Blancas en lo que va de temporada.

Los Medias Blancas regresan a Chicago para disputar a partir de mañana, viernes, una serie de tres partidos contra los Reales de Kansas City.