Venezuela ha destruido en lo que va de año 17 laboratorios usados para el procesamiento de cocaína en la frontera con Colombia, dijo hoy el ministro del Interior, Tareck El Aissami.

El Aissami informó esta cifra en conferencia de prensa en la localidad de La Fría, 747 kilómetros al oeste de Caracas, tras el desmantelamiento de un campamento en el que funcionaban cuatro laboratorios para procesar estupefacientes y que, según fuentes militares, fue ubicado el pasado 5 de agosto.

En el lugar, situado en el estado Táchira (oeste, donde está La Fría), fueron halladas escopetas, 2.400 litros de combustible, productos químicos, uniformes y prendas del Ejército colombiano así como alimentos y medicinas elaboradas en ese país, detalló El Aissami.

"Son una organización delictiva que opera en Colombia y utiliza nuestro territorio para procesar droga", advirtió el ministro, sin precisar la identidad de los supuestos delincuentes.

El operativo se produjo en el marco de una nueva fase de la Operación Sierra 23, que desarrolla periódicamente el Gobierno desde hace cinco años y que comenzó el pasado 3 de agosto con la movilización de 1.300 hombres en los estados de Táchira y Zulia, según el jefe del Comando Estratégico Operacional de las Fuerzas Armadas, general Henry Rangel Silva.

El Aissami destacó, de igual forma, que las operaciones policiales en la frontera se desarrollan "a partir de las extraordinarias relaciones" que mantienen ambos países, que suscribieron en diciembre pasado un convenio de cooperación en esta materia.

"Hemos emprendido acciones conjuntas. Cada quien desde su territorio, pero con el propósito común de evitar que nuestras fronteras sean utilizadas por estas organizaciones criminales", sentenció.

Fuentes militares explicaron a periodistas que los cuatro laboratorios fueron ubicados el pasado 5 agosto y que en marzo pasado ya destruyeron otros 13 laboratorios en esa zona.

En cada uno de ellos, según el ministro, se podía procesar unas 3 toneladas mensuales de cocaína.

Las fuentes militares agregaron que en el Zulia, estado del oeste de Venezuela, fueron erradicadas 260.000 plantas de hojas de coca, sembradas en una extensión de 30 hectáreas, aunque no precisaron la fecha.