El presidente de Haití, Michel Martelly, dijo el jueves que desea convertir la misión de paz de Naciones Unidas en una misión para el desarrollo de su país.

"Quisiéramos convertir a la Minustah en una misión para el desarrollo", dijo Martelly a periodistas en Chile, adonde arribó el jueves en visita de trabajo.

Martelly sostuvo una reunión con su colega chileno Sebastián Piñera, tras la cual ambos formularon breves declaraciones a la prensa en la sede de gobierno.

Además de agradecer a Chile la ayuda que ha brindado a Haití, el gobernante haitiano señaló que busca la colaboración chilena en temas como la educación, donde a su juicio Chile ha hecho "un buen trabajo", y en seguridad. Desde hace más de dos meses Chile está sacudido por protestas de estudiantes, maestros y profesores que reclaman una educación equitativa y el fin del lucro en el sector.

Piñera, a su vez, expresó que Chile "está profundamente comprometido con la recuperación tanto de las instituciones como de la economía y del pueblo haitiano y queremos reforzar ese compromiso en los temas que son de interés del pueblo de Haití y en los temas donde nosotros tenemos la posibilidad de hacer aportes fructíferos y fecundos".

Agregó que Chile puede aportar a Haití sus conocimientos en temas como la infancia, la educación, la seguridad.

Posteriormente, y dirigiéndose en francés al mandatario visitante, Piñera le expresó que "nosotros estaremos a su lado todo el tiempo".

Chile es uno de los países que participa en la Minustah con un contingente de 500 efectivos, entre militares y policías. El actual jefe de la Minustah es el ex canciller chileno Mariano Fernández.

Martelly viaja el martes a Argentina para continuar su breve gira por el cono sur.