El jefe del comité organizador de los Juegos Olímpicos de 2012, Sebastian Coe, dijo que hay "lecciones que aprender" de los recientes disturbios y saqueos en Londres.

Coe habló el jueves por primera vez sobre la violencia que detonó el sábado en el norte de Londres y se propagó a otros sectores de la capital y otras ciudades británicas.

"Hay lecciones que aprender y en el próximo años seguiremos con nuestros planes de contingencia. Tendrán que ver con todo tipo de situaciones, incluyendo disturbios públicos", afirmó Coe en la arena Wembley, donde se disputaba el campeonato mundial de bádminton.

Los cuatro días de disturbios no afectaron las instalaciones olímpicas.

Coe dijo que habló con el presidente del COI, Jacques Rogge, y otros líderes deportivos sobre los disturbios, y señaló que todos creen que la imagen de los Juegos de 2012 no se verá afectada por la violencia.

"Ellos saben que pueden suceder cosas inesperadas en las ciudades. En dos días teníamos todo bajo control", señaló Coe.

Los disturbios comenzaron en el sector Tottenham menos de dos semanas después que Londres comenzó la cuenta regresiva de un año para la ceremonia inaugural de los Juegos, que será el 27 de julio de 2012. Pronto la violencia se extendió a otros lugares y el primer ministro David Cameron tuvo que interrumpir sus vacaciones en Italia para atender la crisis.

Varios partidos de fútbol fueron pospuestos o suspendidos, incluyendo un amistoso entre Inglaterra y Holanda en Wembley, pero las pruebas olímpicas que se realizan en varios sectores no se vieron afectadas.

Lo más cerca que la violencia llegó a las instalaciones olímpicas fue el lunes, cuando los disturbios se extendieron a Hackney, a unos 6,4 kilómetros del parque donde están el estadio Olímpicos y otras instalaciones.

"No estoy ni confiado ni arrogante sobre las horribles imágenes que dieron la vuelta al mundo", señaló Coe. "Pero también hemos realizado los eventos rápidamente".

El COI declaró que "estamos contentos por la forma en que los organizadores locales lidiaron con el asunto, y confiamos en que harán un buen trabajo".