A los dirigentes del fútbol costarricense se les acabó la paciencia con el técnico Ricardo La Volpe y el jueves lo colocaron entre la espada y la pared para que decida si se quedará o no con la selección de Costa Rica que la víspera perdió 2-0 un amistoso con Ecuador.

Precisamente el plantel ecuatoriano fue uno de los posibles destinos para La Volpe que la prensa mencionó después de la eliminación de Costa Rica y Ecuador en la primera ronda de la reciente Copa América.

Esta semana se habla del Estudiantes Tecos de México, a lo que se suman declaraciones del estratega argentino, quien no descarta los rumores, provocando el enojo de la federación local.

"Ese tema de que me voy, mañana me quedo y pasado mañana me voy, es realmente molesto. Todavía estamos a tiempo para muchas cosas, falta un año (para las eliminatorias) pero es algo que hay que analizar con la cabeza fría", dijo el presidente de la federación, Eduardo Li.

El jerarca, que estaba reunido el jueves con el resto de los dirigentes, afirmó que si La Volpe ya tiene negociado otro contrato "eso facilitaría las cosas", al tiempo que declinó responder preguntas sobre las críticas que ha realizado el entrenador sobre la poca organización administrativa y algunas limitaciones que le han impuesto.

"Aquí todo se le ha dado", expresó Li. El tesorero Rodolfo Villalobos destacó que "es el técnico al que mejores condiciones se le han dado. Ha contado con mejores fogueos, se le dio tiquete (boleto aéreo) para ir hablar con los jugadores del extranjero pero él no quiso y mandó a sus asistentes".

Ambos aseguraron contar con opciones para sustituir al argentino. Aunque no detallaron nombres, han trascendido en la prensa local los del entrenador de la sub20 Ronald González y el del colombiano Jorge Luis Pinto.

"Siempre hemos tenido otras opciones que se pueden evaluar", apuntó Li.

El detonante del descontento se presentó la noche del miércoles tras la derrota ante Ecuador. Mientras La Volpe daba su rueda de prensa, en las afueras aficionados gritaban que se fuera y Li señalaba que "estamos igual de molestos que la afición y los dirigentes".

En caso de que La Volpe deje la selección tica, tendría que pagar unos 350.000 dólares de compensación, según su contrato.

Al parecer la federación no despedirá al técnico, sino que lo presionará para que anuncie si dejará el cargo, en el cual tiene poco más de ocho meses, luego de ser presentado en septiembre y asumir el banquillo en noviembre del 2010.

Entre los seleccionados la noticia cayó como un balde de agua fría.

"Es una situación delicada por el poco tiempo que queda para las eliminatorias", dijo el arquero Donny Grant. Uno de los que más convocatorias tuvo con La Volpe, el volante Heiner Mora, recordó que desde el inicio el timonel les enfatizó que "se trata de un proceso".

Los números tampoco ayudan al argentino, quien suma 17 partidos, entre amistosos y torneos oficiales, con un balance negativo de cuatro triunfos, cinco derrotas y ocho empates.