La brasileña Compañía de Bebidas de las Américas (Ambev) registró en el primer semestre de 2011 un beneficio neto de 4.000 millones de reales (unos 2.472 millones de dólares), que representan un crecimiento del 21,1 % frente al mismo período de 2010, informó hoy la empresa.

La Ambev señaló que su beneficio bruto de explotación (Ebitda) subió hasta los 5.700 millones de reales (unos 3.522 millones de dólares), un 10,9 % más que en los primeros seis meses del año pasado.

La facturación en el semestre de sus operaciones en Brasil, Latinoamérica y Norteamérica fue de 12.400 millones de reales (unos 7.633 millones de dólares), que significan un aumento del 8,5 % en el mismo período comparado.

El volumen de ventas, en tanto, cayó hasta los 77 millones de hectolitros, un 0,3 % menos frente al resultado presentado entre enero y junio de 2010.

La compañía indicó que el semestre fue "impactado por una base de comparación elevada", debido al Mundial de Sudáfrica de 2010, que elevó el consumo el año pasado.

"El enfriamiento de la industria y el aumento de la carga tributaria federal", también incidió en la disminución de las ventas.

A pesar del aumento de la carga tributaria para el sector de bebidas, apuntó la empresa, el plan de inversiones para 2011 se mantiene en 2.500 millones de reales (unos 1.545 millones de dólares), con el propósito de "expandir la capacidad de producción y atender la demanda a corto y mediano plazo".

En el segundo trimestre, el beneficio neto fue de 1.800 millones de reales (unos 1.112 millones de dólares), que suponen un incremento del 20,4 % ante el período abril-junio del año pasado.

En el mismo comparativo del segundo semestre, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) aumentó en un 9,0 %, hasta los 2.600 millones de reales (unos 1.606 millones de dólares).

La empresa, que forma parte del grupo belgo-brasileño InBev, la segunda mayor cervecera del mundo en ventas, tiene plantas en Canadá y en 13 países latinoamericanos, incluido Brasil.