Nueve casos de mujeres cortadas en el trasero han sido identificados por la policía de Fairfax en centros comerciales del área.

Otras tres víctimas presentaron reportes desde que las autoridades anunciaron el mes pasado que los ataques estaban relacionados entre sí, señaló la policía el miércoles.

Las agresiones comenzaron en febrero en centros comerciales, de los cuales el Fair Oaks Mall es el que ha registrado más casos. Varias víctimas han sufrido cortadas que sangraron.

La policía dio a conocer un video de un posible sospechoso, descrito como un hispano corpulento de más de 25 años, de 1,8 metros (cinco pies y seis pulgadas) de estatura.