La red social Facebook acordó con el Gobierno de California (EE.UU.) clausurar los perfiles de reos en las cárceles estatales que se actualicen mientras están en prisión para evitar que su web sea un medio para delinquir, informó hoy CNN.

Según las autoridades, Facebook se ha convertido en una herramienta de comunicación muy eficaz para que los convictos sorteen la vigilancia penitenciaria a través de aplicaciones en teléfonos móviles, cuya presencia en las celdas es cada vez más habitual, a pesar de no estar permitidos.

La red social se comprometió a supervisar los perfiles de los encarcelados para eliminarlos en caso de que estén siendo usados, así como las cuentas activas creadas en el exterior en nombre de los presos.

El departamento de correccionales puso como ejemplo del empleo que pueden llegar a hacer de las redes sociales algunas personas que cumplen condena el caso de una madre que recibió por correo unos dibujos de su hija de 17 años realizados por un reo encarcelado por abusar sexualmente de la joven.

El prisionero, según las autoridades, usó su teléfono móvil ilegal para acceder a Facebook y MySpace y ver fotografías actuales de la adolescente, que tomó como referencia para sus bocetos.