Una organización que se ocupa de ayudar a ultraderechistas a desvincularse de este movimiento ha arrasado con una acción que consistió en repartir durante un festival de música camisetas con un mensaje antifascista visible tan solo tras un primer lavado.

La organización alemana "Exit" destacó hoy el éxito de su reciente campaña, acción que ha generado elogios por su originalidad incluso entre la extrema derecha.

"Si tu camiseta puede hacerlo, tú también puedes. Te ayudamos a alejarte de la extrema derecha", señalaba el mensaje que aparecía tras el primer lavado de la prenda, repartida por esa organización de forma anónima entre los asistentes al concierto ultra.

El objetivo de la original acción era "invitar" a esa militancia a reconsiderar sus posiciones.

Los organizadores del festival ultraderechista "se mantienen en silencio", pero "desde los foros de ultraderecha la mayoría dice que es muy buena", señaló a Efe Bernd Wagner, cofundador de "Exit", iniciativa que desde 2000 presta apoyo a las personas que quieren abandonar la extrema derecha.

Las reacciones de los destinatarios no se han hecho esperar, explicó Wagner, en general para elogiar la idea, no el contenido.

Los activistas de la ultraderecha acompañan sus elogios con la coletilla de "se nos podría haber ocurrido a nosotros", agregó Wagner.

Sólo 24 horas después del festival, celebrado en la localidad de Gera, en el centro del país, los primeros mensajes de los asistentes a "Rock für Deutschland" (RfD, Rock para Alemania) alertaron del eslogan camuflado.

"¡Atentos a una falsificación! Ayer en el RfD se regalaron camisetas que bajo la impresión 'Rebeldes duros' contienen un mensaje del programa estatal 'Exit'. Este mensaje sólo aparece después del lavado. 'Exit' ha malgastado aquí varios miles de euros de impuestos", rezaba la advertencia.

Al aviso, publicado también en un foro de la ultraderecha en la red social Facebook -entretanto eliminado-, siguen comentarios como "hay que reconocer que a veces tiene buenas ideas" y "sin querer aprobarlo, es una acción genial, qué bonito".

Según Wagner, el objetivo era difundir la labor de la organización entre los activistas de ultraderecha y dirigirse a los jóvenes de extrema derecha menos comprometidos.

Por el momento, ninguno de los propietarios de una de las 250 camisetas donadas de forma anónima a los asistentes al festival se ha dirigido a "Exit" para solicitar información o apoyo para desvincularse de la ultraderecha, pero según Wagner, excriminalista, estas acciones requieren de un tiempo hasta surtir efecto.

Anualmente entre 40 y 50 personas solicitan el apoyo de "Exit" con la firme decisión de desvincularse de la extrema derecha, precisó el cofundador de la asociación, creada junto al exlíder neonazi Ingo Hasselbach.