El 75 por ciento de los estadounidenses no confían en la capacidad de su clase política para superar la situación económica que atraviesa el país, según una encuesta que publica hoy The Washington Post.

Tres cuartas partes de los encuestados consideran que las medidas políticas actuales son "inestables e ineficaces" y sólo un 25 por ciento de la población cree que el Gobierno federal puede solucionar los problemas económicos que atraviesa la nación.

La mayoría de los estadounidenses preguntados manifestaron su oposición al reciente compromiso sobre el techo de la deuda, que determina reducir el gasto público del país entre los 2,1 y los 2,4 billones de dólares a lo largo de la próxima década.

El mayor rechazo proviene de los republicanos, pero la mayoría de los votantes independientes también se opone al acuerdo, mientras que los demócratas están divididos en el asunto.

La confianza de los ciudadanos en el Gobierno ha descendido 21 puntos desde octubre de 2010. Según la encuesta, cuatro de cada diez personas no confían en absoluto en el Gobierno federal para solucionar la situación económica.

Casi 8 de cada 10 preguntados aseguraron sentirse insatisfechos con el sistema político, una cifra que ha ido creciendo constantemente desde finales de 2009.

La mitad de la población está de acuerdo con la decisión de la agencia Standard & Poors, que rebajó la calificación del crédito de Estados Unidos de AAA -la máxima posible- a AA+ por primera vez en la historia.

El malestar de la población se divide de una manera muy equitativa, ya que el 30 por ciento culpa a los demócratas y a la administración del presidente Barack Obama de los problemas económicos, otro 30 a los republicanos y un 32 por ciento dice culpar a ambos partidos por igual.

Según el estudio del Washington Post, la confianza en que Obama tome las decisiones correctas sobre la economía del país se ha reducido en 10 puntos desde el pasado enero, hasta bajar a un 33 por ciento.

La confianza en los republicanos, que en esa fecha se encontraba en 35 puntos porcentuales ahora ha bajado a los 18.

Entre todos estos datos que reflejan el pesimismo de los estadounidenses hay una cifra positiva que se mantiene desde el último trimestre de 2010, y es que un 77 por ciento del país considera que pese a la situación económica, Estados Unidos continúa teniendo el mejor sistema de Gobierno del mundo.

La encuesta publicada hoy por The Washington Post fue elaborada por teléfono el 9 de agosto, con 601 entrevistas, y tiene un margen de error de +/- 4,5 por ciento.