El secretario de Estado adjunto para Asuntos Económicos, Energéticos y Empresariales de EE.UU., José Fernández, afirmó hoy en San Salvador que pese a la crisis, su país seguirá negociando un programa para impulsar la economía de El Salvador.

"El compromiso de nuestro presidente", Barack Obama, expresado "aquí en marzo, es un compromiso que no ha cambiado, y la situación económica mundial no la va a ver afectada", dijo Fernández en una rueda de prensa tras culminar las negociaciones para ultimar los detalles del plan de acción de dicho programa.

Estados Unidos negocia con El Salvador un programa de asociación para el crecimiento, destinado a ayudar a este país a mejorar su precaria economía.

En las negociaciones, que comenzaron el pasado lunes, participaron representantes de 14 agencias de Estados Unidos junto a las autoridades gubernamentales y el sector empresarial de El Salvador, entre otros.

Fernández aclaró que la crisis, que se ha agravado en los últimos días por los problemas de endeudamiento de Estados Unidos, no debe afectar el programa, porque se está "hablando de un asocio, no de una donación", mediante el cual se busca "transformar las relaciones para (...) trabajar conjuntamente".

"Se trata de fondos, se trata de asistencia técnica y colaboración con el Gobierno salvadoreño para llevar a cabo ciertas acciones que mejoren las dos limitaciones (inseguridad y baja productividad) que hemos identificado", explicó Fernández.

Por su parte, el secretario técnico de la Presidencia de El Salvador, Alexander Segovia, expresó: "si bien es cierto que hay un proceso de crisis en Estados Unidos, en el mundo, tampoco es que tengamos que tener una visión alarmista" ni abandonar la meta de sacar al país adelante.

La inseguridad y la baja productividad son los principales problemas que ambas delegaciones identificaron como obstáculos del crecimiento económico salvadoreño, por lo que acordaron una serie de "medidas" que a corto plazo ayudarán a superarlos, dijo Segovia, aunque no detalló cuáles son.

Según un comunicado de la Secretaría Técnica de la Presidencia, un equipo trabajará en un primer borrador del acuerdo alcanzado en esta reunión, que luego analizarán ambos Gobiernos, e indicó que para finales de agosto estará listo.

La delegación estadounidense, encabezada por Fernández, durante su estadía en el país no sólo se reunió con los funcionarios salvadoreños, sino también con el sector empresarial local y representantes de organismos que ayudan a este país centroamericano.

"El objetivo de este esfuerzo ha sido consultar y consensuar las iniciativas estratégicas en la búsqueda de las soluciones a estos dos grandes obstáculos del crecimiento desde las diferentes perspectivas, a fin de que el plan de acción a seguir sea lo más integral y aglutinado posible", dice el boletín.

Segovia aseguró que se han propuesto que septiembre sea el "mes clave para iniciar" la ejecución del programa.

"Obviamente, el mundo (...) se está moviendo rápido y no necesariamente para donde queremos todos, y es importante comenzar a fortalecer lo que queremos", enfatizó el secretario Técnico de la Presidencia.

Dentro del programa de Asocio para el Crecimiento también están Ghana y Tanzania, en África, y Filipinas, en Asia.

El Salvador es el único país de América Latina incluido en el programa y es el que más ha avanzado para ejecutarlo, indicó Segovia.