República Dominicana comenzó el jueves la creación de sus tribunales Constitucional y Electoral y la elección de nuevos magistrados de la Suprema Corte.

Reinaldo Pared, presidente del Senado y miembro del cuerpo que elegirá a los jueces, dijo que no existe aún el cronograma del cual dependerá la creación de los tribunales y la elección de jueces.

Más de 100 candidatos aspiran a 13 asientos del Tribunal Constitucional, 10 del Electoral (5 titulares e igual número de suplentes) y al menos 9 de la Suprema Corte.

Hasta que existan los nuevos tribunales, la Suprema Corte mantendrá su función de revisar los casos de constitucionalidad, mientras la Junta Central Electoral, que organiza los comicios y el registro civil, conservará la sala para conocer impugnaciones post electorales.

El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), encabezado por el presidente Leonel Fernández y conformado por representantes de los tres poderes del Estado, que elige a los jueces, abrió el jueves sesiones para establecer "el reglamento que va a regir las actividades del Consejo" para la selección, expresó Fernández antes de la cita.

El CNM fue creado en 1994 y esta es la tercera vez que se integra desde entonces.

Además de crear los dos nuevos tribunales, el CNM evaluará el desempeño de los actuales miembros de la Suprema Corte de Justicia para determinar su continuación o retiro de ese órgano para el que originalmente fueron elegidos de forma vitalicia.

"Estoy obligado a evaluarme, no tengo la edad de retiro", comentó el actual presidente del poder Judicial, Jorge Subero Isa, quien ocupa el cargo desde 1997, cuando la constitución vigente en ese momento establecía la inamovilidad de los miembros de la Suprema Corte.

De los 16 miembros que integran el máximo tribunal, siete sobrepasan los 75 años, nueva edad de retiro obligatoria y los restantes 9 serán evaluados por el CNM.

Aunque el nuevo Tribunal Constitucional, autónomo de la Suprema Corte, debía haberse creado a más tardar el 26 de enero, conforme la constitución vigente desde el año pasado, se ha retrasado debido a un prolongado debate legislativo sobre la edad de retiro de los jueces.

Mientras el gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) insistía que era ilegal limitar la edad de los jueces, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) encabezó la defensa del retiro a los 75 años.

Las organizaciones no gubernamentales Participación Ciudadana, Fundación Institucionalidad y Justicia y la cúpula empresarial apoyaron el establecimiento de una edad de retiro.

La Constitución estipula que los jueces de la Suprema Corte y el Tribunal Constitucional son inamovibles, aunque deben retirarse a los 75 años de edad.

El Congreso (bicameral) aprobó finalmente el reglamento que obliga a los magistrados a jubilarse y a someterse a evaluación del CNM.

Otro obstáculo que retrasó el proceso fue la negativa de algunos sectores, incluido el propio Subero Isa y el PLD, de que el tribunal Constitucional pueda revisar e invalidar decisiones de la Suprema Corte.

Tras prolongados debates con juristas y grupos de la sociedad civil, el PLD cedió en marzo aprobó la ley orgánica del Tribunal Constitucional que le permitirá conocer las decisiones de la Suprema Corte.