La Federación Colombiana de Fútbol aplazó el jueves una decisión sobre si acepta o no la renuncia del seleccionador nacional Hernán Darío Gómez, en medio de un escándalo por haber agredido a una mujer.

La determinación fue adoptada por el Comité Ejecutivo de la federación luego de un largo debate.

El anuncio fue difundido mediante un comunicado que fue leído por el director de información de la entidad, Juan Felipe Mejía.

Según el comunicado, la federación expresó que "lamenta y censura los hechos en que se ha visto involucrado" Gómez y que decidió tomar más tiempo para tomar una decisión definitiva sobre la continuidad del entrenador.

"En la búsqueda del mejor interés para el fútbol, la selección, jugadores y el país, y considerando que el tema a tratar requiere un análisis calmado, reflexivo y en el cual se analicen los temas deportivos, sociales y humanos, ha decidido postergar la decisión sobre el entrenador de la selección de Colombia de mayores", añadió el texto de la federación.

Indicó que en los próximos días se divulgará la fecha en la que el comité ejecutivo "tomará la decisión definitiva al respecto".

La decisión se tomaría después del Mundial Sub20, eventualmente el 23 de agosto.

Los directivos de la federación consideraron la renuncia que presentó Gómez dos días antes, en medio de una severa presión de la opinión pública y de los patrocinadores de la selección.

Gómez admitió el lunes, en un comunicado de prensa, que tuvo un incidente con una mujer, acción que generó el repudio de muchos sectores, especialmente organizaciones defensoras de los derechos de la mujer.

El problema se presentó frente al bar El Bembé en Bogotá, donde según testigos Gómez habría golpeado a la mujer con quien discutía en la madrugada del sábado.

Los líderes de la federación salieron de la reunión inusualmente escoltados y el comunicado no lo leyó el presidente Luis Bedoya.

Antes de la deliberación, el vicepresidente Alvaro González defendió a Gómez y pidió que no se aceptara su dimisión.

González reprobó las acciones del polémico y temperamental estratega, pero rechazó que abandone el banco del combinado nacional a dos meses de la apertura de las eliminatorias mundialistas.

"Los enemigos de 'Bolillo' que no lo han podido atacar en el campo deportivo ahora explotan los chismes callejeros para tratar de destruido", dijo González el miércoles por la noche a la AP en el estadio Palogrande de Manizales, en la antesala del partido España-Corea del Sur por el Mundial Sub20.

González impulsó el retorno de Gómez al comando de la selección después de una pausa de 12 años.

"Conozco bien a 'Bolillo' y es el técnico indicado para procurar la clasificación al Mundial, la tarea que estaba desarrollando era la mejor", subrayó.

"Defiendo la permanencia de 'Bolillo', no porque esté de acuerdo con lo que supuestamente hizo, no, es reprochable, pero hasta el momento no conozco a la mujer presuntamente golpeada, no ha presentado ninguna denuncia".

El dirigente anotó que no se puede perder el trabajo de más de un año en la antesala de las eliminatorias.

"Frente a la responsabilidad que tenemos frente a las eliminatorias respaldamos el buen trabajo de 'Bolillo''', insistió.

El Comité lo conforman siete personas y trascendió que cuatro son partidarios de que no se acepte la renuncia de Gómez.

González no es el único que respalda la permanencia de Gómez, ya que otras ex figuras del balompié colombiano también piden que no se acepte su renuncia.

"El debería seguir en su cargo. Invito a la federación a no aceptar esa renuncia", dijo el ex arquero René Higuita al matutino El Tiempo de Bogotá.

Otra figura, el ex cañonero Víctor Hugo Aristizábal, se pronunció en la misma dirección el jueves.

"Cometió un error y se disculpó, pero la sociedad lo calificó muy duro. Somos seres humanos y cometemos errores", manifestó "Aristigol".

Gómez desapareció de escena, pero antes mostró su arrepentimiento el martes en medio del llanto.

"Me 'mataron', estoy 'muerto...' ¡Estoy destrozado, me acabaron! Estoy muy mal... Sé que me equivoqué y sé que uno asume sus consecuencias, como lo estoy haciendo ahora", dijo Gómez ese día al portal en internet del diario El Tiempo de Bogotá.

Gabriel Jaime Gómez, su hermano, reveló por su parte que "'Bolillo' está como si se hubiera muerto mi mamá".

En tanto, otras voces piden que la mujer afectada denuncie oficialmente la agresión.

"Ella (la agredida) tiene que denunciarlo, es su obligación. El escándalo está acabando con la vida de un hombre que le ha dado mucha gloria a Colombia durante 30 años, con una familia", opinó la senadora Liliana Rendón, del Partido Conservador.

Rendón presume que Gómez golpeó a la mujer a raíz de una provocación.

"Algo pasó, algo lo provocó y nosotras para provocar estamos solas, somos muy necias y, cuando decimos a fregar, no nos para nadie y provocamos reacciones como la desafortunada que tuvo 'Bolillo', declaró en el programa de televisión Pregunta Yamid.

Otra senadora, Gilma Jiménez, del Partido Verde, exigió el jueves que la afectada denuncie la acción de Gómez.

"La mujer agredida tiene la obligación de denunciar el hecho porque a la inmensa mayoría de mujeres no las agrede gente famosa en discotecas, las agreden en su casas, las muelen a golpes", declaró a los periodistas.