El Comité de Operaciones de Emergencias (COE) de Ecuador declaró desde hoy un estado de "alerta naranja" en la faja costera del país, debido a un gran oleaje acompañado de fuertes vientos que se prevé que dure hasta el domingo.

María del Pilar Cornejo, titular de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, dijo que se esperan olas de unos dos a cuatro metros de altura, lo que supone un peligro para los bañistas y para las infraestructuras cercanas al mar.

Precisamente está previsto que miles de personas se desplacen hacia la costa para aprovechar el fin de semana largo, pues mañana es festivo en Ecuador.

Se prevé que el fenómeno natural en la zona costera se registre desde hoy por la tarde hasta el domingo, según el Instituto Oceanográfico de la Armada Nacional.

Cornejo precisó que será toda la costa sur del país la que recibirá el oleaje fuerte, sobre todo las zonas de Jambelí, Salinas, San Mateo y San Vicente.

De su lado, el ministro coordinador de Seguridad, Homero Arellano, informó de que las Fuerzas Armadas y la Policía han puesto en marcha una operación conjunta en la costa ante la afluencia masiva de turistas por el periodo festivo.

Arellano apuntó que se prohibirán las travesías en yates para observar ballenas, los deportes acuáticos, actividades de recreación en el agua y la actividad pesquera artesanal.