Los Gobiernos de Costa Rica y Canadá acordaron hoy modernizar el Tratado de Libre Comercio (TLC), vigente desde 2002, y firmaron convenios relacionados con materia fiscal, aerolíneas, visados y seguridad, en el marco de una visita a San José del primer ministro canadiense, Stephen Harper.

"Costa Rica es el principal socio comercial de Canadá en Centroamérica y tenemos un TLC vigente desde 2002, pero ahora está desactualizado", afirmó Harper en una rueda de prensa posterior a una reunión con la presidenta costarricense, Laura Chinchilla.

"Confío en que lograremos ampliar el tratado", dijo el primer ministro canadiense, quien explicó que a su país le interesa revisar capítulos del TLC "que no son integrales" relacionados a servicios como finanzas y banca.

Por su parte, Chinchilla dijo que la revisión del acuerdo comercial comenzará en noviembre próximo y se extenderá al menos por un año, por lo que espera "firmar uno nuevo" a finales de 2012.

En el año 2001, cuando aún no estaba vigente el TLC, el intercambio comercial bilateral alcanzó los 104,5 millones de dólares, mientras que para el año 2010 la cifra sumó 198,2 millones de dólares, según datos oficiales costarricenses.

Ambos Gobiernos también firmaron hoy un acuerdo de "cielos abiertos" que impulsará la llegada al país centroamericano de aerolíneas canadienses, con el fin de incrementar el turismo, y otro para la apertura de un consulado canadiense en Costa Rica, que facilite el otorgamiento de visas a costarricenses.

Según la presidenta Chinchilla, Costa Rica es visitada cada año por unos 100.000 turistas canadienses y con el acuerdo aéreo espera atraer a unos 25.000 visitantes más.

Otro convenio suscrito es uno de cooperación en seguridad, mediante el cual Canadá se compromete a invertir unos 10 millones de dólares en la capacitación y equipamiento de la policía costarricense para el combate y prevención del crimen organizado.

"Nos preocupa que haya un aumento del comercio de drogas violento en Centroamérica. Costa Rica es uno de los países menos afectados pero es un problema de creciente gravedad", declaró Harper.

También se firmó un acuerdo de intercambio de información tributaria y uno educativo para otorgar becas a estudiantes costarricenses.

Chinchilla destacó la "larguísima y fructífera relación" bilateral de 50 años, y subrayó que la presencia de Harper en este país representa "una visita de un amigo que siempre hemos tenido cerca".

El primer ministro canadiense llegó a Costa Rica procedente de Colombia, acompañado por varios de sus ministros, y continuará su gira por Latinoamérica en Honduras, a donde viajará hoy.